Ciudad | Pleno Extraordinario

Rafa Verdú: “Jerez es lo más grande que me ha ocurrido en la vida”

  • El Ayuntamiento distingue al ex futbolista madrileño con el título de Hijo Adoptivo de la ciudad en un acto muy emotivo y en el que exhibe sus valores y su amor por esta tierra

Un momento del acto de ayer en el Cabildo. Un momento del acto de ayer en el Cabildo.

Un momento del acto de ayer en el Cabildo. / Manuel Aranda

“Jerez es lo más grande que me ha ocurrido en mi vida”. Así empezó Rafael Verdú Fernández, desde ayer HijoAdoptivo de la ciudad, su discurso tras recibir de manos de la alcaldesa y parte de la corporación municipal, dicho reconocimiento.

Visiblemente emocionado y con lágrimas en los ojos, el exfutbolista madrileño, que el domingo cumplirá 91 años, dejó muy claro que “es un día inolvidable para mí”, al tiempo que agradeció “a todos y cada uno de los que han contribuido a este nombramiento” el esfuerzo realizado para ello.

Tuvo también Rafa Verdú un recuerdo para su mujer, “que sé que me está viendo desde el cielo” y culminó su intervención insistiendo en que “llevaré siempre a esta ciudad en mi corazón. ¡Viva Jerez de la Frontera!”, exclamó encantado.

Antes, Mamen Sánchez, primera edil de la ciudad, resaltó que Verdú “es una persona entrañable y querida para la ciudadanía”, mientras que seguidamente, Laura Álvarez, instructora del expediente, recorrió, grosso modo, parte de su trayectoria profesional y personal, desde su debut con el Real Madrid a finales de los años cuarenta, en aquella plantilla en la que se encontraban ilustres como Molowny o Miguel Muñoz, hasta su labor en los distintos cargos desempeñados al frente del Xerez Club Deportivo, y como no, su participación en la sociedad jerezana, donde ha sido Rey Mago, y hasta concejal desde 2003 a 2007.

Asimismo, comentó el desarrollo de todos y cada uno de los pasos que se han efectuado para consumar este nombramiento, haciendo hincapié en las más de dos mil firmas que se han recogido para sustentar la propuesta.

Álvarez definió al exjugador como “un embajador de Jerez” y destacó por encima de todo “sus valores”, al entender que “es una persona que siempre ha tendido puentes al entendimiento”.

Del protagonista también habló Manuel Fernández García-Figueras, uno de los impulsores de dicho reconocimiento, junto al resto de componentes de la tertulia ‘Nuestro tabanco’. En su discurso, explicó el origen de la iniciativa, recalcando que fue “en una de nuestras tertulias, en las que hablamos de tiempos del Xerez en Domecq y de nombres como Pepín, Falete, García Verdugo o Cortés. Rafa dijo aquel día que una de las cosas que más ilusión le haría, era ser nombrado hijo adoptivo, así que en cuanto se marchó todos votamos por unanimidad respaldar la decisión y promover su nombramiento”.

Finalmente, ensalzó la figura de Verdú, del que señaló “su contribución al deporte” y sobre todo “su faceta en el desarrollo de la convivencia de la ciudad”.

Rafa estuvo rodeado de su familia y diferentes personalidades del mundo del fútbol en la ciudad, quizás menos de los que se esperaban, pero los suficientes para honrarle como merecía.

Destacó la presencia de Pepe Salguero, en representación de los Veteranos del Real Madrid, que curiosamente le hizo entrega al final del acto de una camiseta del club blanco, Vicente Vargas, director deportivo del Xerez CD y Diego Osorio, delegado en Jerez de la Federación Gaditana de Fútbol. Tampoco faltaron muchos buenos aficionados, como José Luis Cintas o Federico Camúñez, que en su día representasen a la Federación de Peñas Xerecistras, o personalidades del fútbol jerezano, desde Pepe Márquez al informador Jerónimo Roldán. Hasta del Ayuntamiento de Coripe se desplazaron para arroparle en este entrañable acto. Todos le despidieron en pie y con una gran ovación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios