Alonso Núñez 'Rancapino Chico' | Cantaor “Cada vez que vengo a Jerez, paso miedo, lo reconozco”

  • El chiclanero presentará el viernes en el Villamarta su primer disco, en un evento organizado por la Hermandad de La Salud de San Rafael

Una imagen de Rancapino Chico, actuando el pasado miércoles en Huelva.

Una imagen de Rancapino Chico, actuando el pasado miércoles en Huelva. / Paco Barroso

Después de varios meses de promoción, Alonso Núñez ‘Rancapino Chico’ aterrizará el viernes en Jerez para presentar su primer disco en solitario. ‘Por mi amor al arte’ salió al mercado el pasado mes de febrero tras un proceso de creación marcado por el hecho de haber sido grabado en directo. Fue en una finca de Mairena del Alcor a finales de 2017 cuando el cantaor chiclanero reunió a amigos, artistas y críticos para sellar este primer trabajo, donde demuestra sus condiciones.

–Explíqueme cómo ha sido eso de actuar en Jerez pero bajo la tutela de una hermandad....

–Bueno, se pusieron en contacto conmigo para plantearme la posibilidad, nos pusimos de acuerdo y la verdad es que estoy contento porque por un lado voy a presentar mi disco en Jerez, que siempre son palabras mayores, y por otro voy a colaborar con una hermandad.

–Supongo que el disco será el protagonista, pero ¿ habrá algo más?

–Sí, la idea es hacer todo el disco, que es un disco de flamenco muy tradicional, con cantes clásicos. Ya luego veremos qué pasa.

–¿Por qué decidió hacerlo así?

–Porque al ser mi primer disco quería dejar grabados los cantes de los viejos, los que he aprendido de mi padre y los que nos han legado ellos. Ya tendré tiempo de meterme en el estudio y hacer otra cosa.

–(...)

–Yo soy de los que pienso que el cante es inspiración por eso, el disco es pura inspiración.Cuando uno graba en directo y con un público como el que había, con grandes artistas, se expone a todo y eso es lo que yo quería conseguir. Porque lo podría haber hecho también en directo pero en el estudio, y no quise. Pasé miedo, tengo que reconocerlo, pero creo que al final el resultado ha sido el que esperaba, porque hay de todo.

–¿Vendrá con su elenco habitual?

–Sí, viene Antonio Higuero y Paco León a las guitarras, José Rubichi, Manuel Cantarote y Luis Monje a las palmas, y al baile viene Aitana de los Reyes. También viene Ana Crisman con su arpa.

–¿Cómo valora la experiencia de su primer disco?

–Sinceramente estoy contento porque al ser el primero siempre tiene uno el resquemor. Por ahora lo he presentado en muchos sitios, he estado en el Suma Flamenca de Madrid, en el Flamenco On Fire de Pamplona y en otras ciudades, y la verdad es que la gente lo está acogiendo bien. Estoy orgulloso y si te digo la verdad me ha sorprendido bastante la aceptación.

–¿Sigue siendo tan difícil vender discos hoy en día?

–Sí que es difícil, las ventas que se hacen son pocas, ya aquellos tiempos en los que se ganaba dinero grabando discos pasaron. Creo que todo artista, a la hora de exponer lo que siente, debe grabar. A mí lo que me interesaba realmente con este disco es que la gente me conociera, que viera lo que puedo hacer, y el resultado ha sido positivo, me siento realizado. Ya cuando grabe el segundo tendré tiempo de hacer cosas distintas, con giros míos, letras mías, todo tiene su momento.

–De los cantes que hace usted en este disco, ¿con cuál se queda?

–Si te digo la verdad, lo que más escucho es la charla que me da mi padre y que está grabada, es un consejo increíble. A mí es lo que más me gusta, y es algo con lo que también coincide mucha gente, sobre todo porque no se lo espera. De todas formas, hay de todo, seguiriyas, soleá, bulerías, alegrías, creo que el disco es completo, aunque yo cada vez que lo escucho siempre le saco un fallo.

–Será la primera vez que actúe usted en solitario en el Villamarta...

–Sí, es así, y no veas como impone. No es lo mismo cantar en un teatro como Villamarta que hacerlo en una peña. En Jerez he cantado muchas veces en peñas y el ambiente es distinto, te sientes como en casa porque conoces y ves a todo el mundo, pero un teatro no tiene nada que ver, es mucho más frío, a mí por lo menos me da mucho respeto. De todas maneras, estoy encantado de actuar en un sitio como el Villamarta, no todos los días se canta en un lugar así. En Jerez se chanela de cante y uno va siempre con el miedo en el cuerpo.

–Ha hablado antes del segundo disco, ¿ya lo tiene en mente?

–(Risas) Lo tengo en mente antes de grabar el primero. Bueno, uno va sacando cositas y en el futuro espero dejarla grabadas en otro disco. Aún es pronto para pensar en eso, pero sí, uno lo piensa.

–El verano ha sido muy intenso para Rancapino Chico, ¿cómo se presenta el otoño-invierno?

–La verdad es que no me quejo, tengo muchas cosas, y reconozco que he tenido que rechazar algunas, ha decidido coger menos cosas porque tengo una alergia y hay días que me levanto fatal, a lo mejor tengo que cantar y está uno con las carnes abiertas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios