Jerez

La Junta licita las obras para concluir la rehabilitación de una casa palacio en la Cruz Vieja

  • Las obras llevan paradas desde 2018 por la renuncia de la constructora a continuar con los trabajos

  • El inmueble contará con 22 viviendas que se destinarán al alquiler para familias con escasos recursos económicos

  • Ramón de Cala 17, un segundo intento para 'El Caribe'

El número 17 de la calle Ramón de Cala, en la Cruz Vieja.

El número 17 de la calle Ramón de Cala, en la Cruz Vieja. / Miguel Ángel González

La Junta de Andalucía, a través de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, ya ha podido sacar a licitación la conclusión de las obras de rehabilitación del número 17 de la calle Ramón de Cala, en la Cruz Vieja, un inmueble que albergará 22 viviendas que se destinarán al alquiler para familias con escasos recursos. Estos trabajos se encontraban paralizados desde hace casi cuatro años por un enfrentamiento con la constructora que se contrató para su rehabilitación.

La rehabilitación de esta casa palacio situada en pleno barrio de San Miguel se contrató en 2017. El proyecto contemplaba la adecuación interior de este histórico inmueble, que fue construida hace casi cuatro siglos por Francisco Ponce de León, apodado ‘El Caribe’. Sin embargo, en 2018 comenzaron a producirse los primeros problemas con la constructora adjudicataria, Proforma Ejecución de Obras y Restauraciones SL.

No en vano, empezaron a producirse importantes retrasos en la ejecución comprobándose por parte del organismo autonómico de la falta de medios humanos y materiales que había en el tajo. Ante esta situación, pues la obra llego a ser paralizada por la firma, la administración autonómica inició el expediente de resolución de contrato, decisión que debía contar con el pronunciamiento del Consejo Consultivo de Andalucía.

En paralelo, la la empresa constructora presentó una solicitud de rescisión del contrato. Sin embargo, en junio de 2020, el Consejo Consultivo emitió su dictamen donde determinó que la Junta de Andalucía debía iniciar un nuevo expediente de rescisión del contrato ya que no había llegado a contestar a la petición de la constructora de rescindir el contrato.

Y esto es lo que se ha realizado en los últimos meses, unos trámites que ham permitido que ahora la Junta haya podido iniciar la licitación de la conclusión de unas obras cuyo presupuesto ronda los 626.000 euros. El plazo de ejecución previsto será de seis meses por lo que, si no hay contratiempos la actuación debería estar lista a final de año.

Sin embargo, estos problemas con la anterior empresa adjudicataria no ha sido el único que ha tenido que afrontar el inmueble. Meses después de paralizarse la obra, la Junta tuvo que adoptar medidas de seguridad para evitar robos de materiales y ocupaciones ilegales de su interior.

A esto se ha unido que la paralización de la obra ha provocado que se hayan producido desperfectos en lo ya rehabilitado debido a las lluvias y la falta de saneamiento. El proyecto de finalización de la rehabilitación de la casa palacio de Ramón de Cala contempla, entre otros trabajos, el acabado y protección de forjados de madera, el pintado de determinados espacios interiores y elementos exteriores, acometidas de abastecimiento y saneamiento, la restauración de los elementos de madera, el revestimiento de la medianera norte y la dotación de instalaciones de telecomunicaciones.

Aspecto interior que presenta el inmueble. Aspecto interior que presenta el inmueble.

Aspecto interior que presenta el inmueble. / Miguel Ángel González

También hay que reparar o reponer elementos deteriorados por el paso del tiempo en las instalaciones eléctrica, de energía solar y de fontanería, así como del ascensor, y actuar sobre la carpintería exterior de aluminio y en la cerrajería (rejas exteriores, barandillas…), equipar el centro de transformación e instalar la carpintería interior (puertas de paso y de entrada de las viviendas). Asimismo, hay que reparar daños en revestimientos y tabiquería.

Antes de que se acometiera la rehabilitación, siete familias vivían en este inmueble, por lo que volverán a ella una vez acaben las obras. Las adjudicatarias de las otras 15 viviendas serán propuestas por el Registro Municipal de Demandantes, en función de los perfiles y de las características de las viviendas resultantes de la intervención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios