Contenido Patrocinado

Repagalia: tu empresa de Ley de Segunda Oportunidad

Desde hace unos años, en España, se creó la conocida como Ley de la Segunda Oportunidad, una normativa que, tal y como su nombre indica, es una posibilidad que le dan a aquellas personas que acumulan deudas y, no pueden hacer frente a ellas.

Lo cierto es que hay una buena cantidad de usuarios en el país que necesitan acogerse a esta ley, sin embargo, en muchas ocasiones, no siempre pueden hacer lo propio, por falta de desconocimiento a la hora de llevar a cabo los trámites que correspondan.

En este sentido, una de las mejores opciones que se pueden elegir es contratar los servicios de profesionales del sector que sepan cómo realizar el procedimiento y, dentro de las muchas empresas que proporcionan estas prestaciones, Repagalia es una de las más completas. Se trata de una entidad reparadora de deudas cuyo principal objetivo es ayudarte a las personas que lo necesitan a hacer frente a esos impagos.

Lo mejor de todo es que cuentan con expertos profesionales que asesoran en todo momento al cliente, elaborando un plan personalizado para cada caso y, de esta manera, poder acabar con las deudas rápidamente y lo mejor posible.

Servicios más destacados de Repagalia

Como ya se ha mencionado, Repagalia es una empresa que ayuda a las personas a hacer frente a sus deudas y lo cierto es que el porcentaje de éxito es bastante elevado. En el caso de necesitar el apoyo de este tipo de profesionales, es conveniente conocer cuáles son todos los servicios que proporcionan.

Liquidación de deudas

Como es evidente, uno de los principales servicios que ofrece la empresa es la posibilidad de liquidar la deuda que se tiene pendiente. En este sentido, para que el procedimiento sea lo más factible posible, los profesionales de Repagalia negocian con las entidades prestamistas y las entidades bancarias para conseguir los mejores resultados.

Generalmente, estos expertos logran en la mayoría de las ocasiones, hacer que los clientes puedan llegar a pagar hasta un 50% menos de la deuda total e incluso, contar con la exoneración total. Si la negociación con los acreedores ha llegado a buen puerto, rápidamente se liquidará la deuda y el cliente podrá volver a formar parte del sistema financiero sin tener ningún tipo de problema.

Motivos de impago

El servicio de liquidación de deudas se pone en marcha en Repagalia independientemente del motivo de impago que se tenga. De esta manera, además del tipo de deudas negociables, que pueden ser tanto para una sola empresa como para varias entidades, también se encargan de poner al día los pagos atrasados sin que esto conlleve a una refinanciación.

En cualquier caso, el único requisito que solicita la entidad es que el cliente se comprometa a hacer frente a esos pagos más adelante, una vez que se hayan acordado en base a la situación de cada uno.

Ley de la Segunda Oportunidad

Por otro lado, con Repagalia también se tiene la posibilidad de acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad. Esto es posible cuando no se pueden negociar los impagos y el cliente debe someterse a esta normativa para acabar con sus deudas. Si bien es cierto es un trámite algo más complejo, los expertos de Repagalia podrán ayudar en todo lo que esté en su mano, siempre que los usuarios cumplan una serie de requisitos.

De esta forma, aquellos que soliciten acogerse a esta normativa deben demostrar que son insolventes, también no deben haber pedido este trámite en los últimos cinco años y además, no pueden tener antecedentes relacionados con delitos financieros.

Asesoramiento personalizado

De igual modo, el servicio que ofrece la entidad pasa por un asesoramiento personalizado por parte de los expertos que trabajan en ella. Para que cada caso sea un éxito, estos profesionales lo analizan de manera detallada, solicitando al cliente todos los datos y la información que sean necesarios y de esta manera poder contextualizar el caso.

Una vez recopilado todo esto, los especialistas elaboran un plan totalmente personalizado para que el cliente pueda conocer cómo podrá liquidar su deuda, saber con exactitud el importe al que tiene que hacer frente y por supuesto, el tiempo que tiene para hacer efectivo el pago.