Historias del Zoobotánico de Jerez Cuando Sara encontró a Candón

  • El Zoobotánico suma un nuevo éxito, con la introducción de una cría de nutria con la hembra que ya se encontraba en el parque

  • Ambos son huérfanos y pronto podrán reproducirse

Visita al Zoobotánico de Jerez / MANUEL ARANDA

Comentarios 0

No paran ni un segundo. Se persiguen, juegan, comen, se vuelven a perseguir, vuelven a jugar. La vida de Sara ha cambiado por completo desde que Candón llegó al Zoobotánico de Jerez. El origen de la pareja es el mismo, fueron dos crías huérfanas que, con varios años de diferencia, se han encontrado en el Zoo.

Mariano Cuadrado, biólogo conservador del Zoobotánico, relata que Sara "se quedó viuda" días después de que la cría que tuvo la pareja fuera trasladada a otro parque. Hace menos de un año, alguien encontró a Candón en plena naturaleza, en Huelva, perdido. Una cría casi destetada a la que había que darle un futuro. "La posibilidad de soltarlo en la naturaleza directamente era muy complicada porque había muchos riesgos de que no saliera adelante. Se decidió traerlo con la hembra, que además estaba solitaria. Fue una manera de favorecer que tuviera más posibilidades, así que se decidió tenerlo en cautividad y que formara parte del plan de cría en cautividad", declara Cuadrado.

El Zoobotánico de Jerez participa en el programa europeo de cría en cautividad (EEP) de la nutria europea desde 1997. Desde entonces, se han mantenido a varios ejemplares adultos que se han reproducido y su descendencia ha sido enviada a otros zoológicos, como Barcelona o Guadalajara. Además, Cuadrado pone en valor la puesta en libertad de Carrizo y Enea, dos crías nacidas en Jerez que fueron puestas en libertad en Holanda en 2015. Con esta liberación, Carrizo y Enea se unieron a la exigua población silvestre que vive en esa zona, con el objetivo de contribuir no sólo a aumentar su número, sino a incrementar su variabilidad genética, al no estar las nutrias locales emparentadas con las nacidas en Jerez.

Candón tiene menos de un año "pero ya hemos visto cierto tonteo. Los hemos visto hacer una especie de rueda en el agua, que tiene que ver con la reproducción. Se ve que está madurando y quizás tengamos nuevos nacimientos próximamente".

Las nutrias son una especie que ha estado muy amenaza, incluso en regresión durante muchísimos años debido a la falta de limpieza de los ríos. "Desde que la Administración y las leyes europeas obligan a la depuración de las aguas se ha conseguido que haya nutrias en muchísimos sitios. De hecho, cuando era antes raro y esquivo, ahora podemos encontrar nutrias donde ante ni existía la especie, como en el arroyo Cachón (Zahara de los Atunes)", subraya el biólogo.

En España, la nutria es una especia protegida por la ley. A nivel internacional está incluida en los convenios de Berna y Washington (CITES) y las dos causas por las que casi desaparece la especie han sido la contaminación de los ríos y la destrucción de su hábitat. Además, como otras causas de su disminución está la caza, que durante años pasados fue muy intensa con el fin de obtener su piel.

Precisamente el Zoobotánico intenta simular un bosque galería en las instalaciones de las nutrias, los espacios naturales propios de la especie. Su nombre se debe a la formación vegetal o bosque caracterizado por su vinculación a la ribera de un río y el nombre 'galería' proviene del hecho de que su vegetación cubre al río formando una especie de túnel, como en la galería de una mina.

"La idea de que los animales en los zoos, como el de Jerez, están mal no es cierto, es un bulo que algunas personas quieren fomentar. Los animales están perfectamente cuidados, tienen su espacio, no se les molesta. Se favorece todo", pone en valor el biólogo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios