Balance

La mejor Semana Santa desde que se inició la crisis para la hostelería

  • Los dueños de bares y restaurantes destacan la masiva afluencia de público "aunque sin la alegría de antaño en el gasto"

Comentarios 9

La hostelería jerezana ha vivido la Semana Santa con mayor afluencia de público desde que la crisis comenzó allá por 2008. Otra cosa bien distinta es que haya sido la Semana Santa que más dinero haya movido en los bares y restaurantes de la ciudad. Y es que durante los años previos a la crisis, los años en los que el dinero llenaba las carteras, el hecho de que lloviera no significaba que no se hiciera negocio. Se salía aunque diluviase y, a resguardo corrían las bebidas y las comidas más caras de las cartas.

El conocido hostelero Faustino Rodríguez, representante en Jerez de la patronal hostelera Horeca, considera que la pasada Semana Santa "ha sido la mejor desde que estallara la crisis". Apunta que ha habido "muchísima gente en las calles, pero con el dinero exacto en el bolsillo. "Los resultados que obteníamos en aquellos años no los volveremos a ver hasta dentro de muchísimos años". En una de sus curiosas frases, Faustino, verbigracia de hostelero del pueblo, apunta que "los platos de marisco y de jamón del bueno ya no salen como antes".

El agua ha afectado a la Semana Santa desde 2002, año en que empezó a llover, lo que llegó a provocar que hubiera neveras llenas de productos descongelados que eran entregados por los propietarios de los bares, directamente, a los servicios sociales u ofrecidos a los clientes a modo de gentileza de la casa.

Antonio de María, presidente de Horeca, destaca que a nivel provincial "ha sido una buena Semana Santa. Ha sido una pena que haya llovido hoy, pero el resultado ha sido magnífico en lo que a afluencia turística se refiere". Según los datos aportados por De María, los visitantes extranjeros que más se han dejado ver han sido los alemanes, ingleses y franceses, con una presencia cada vez mayor de turistas rusos, una de las economías con mayor número de altas rentas del continente europeo.

En lo que se refiere al turismo nacional, los madrileños volvieron a ser legión, destacando el incremento experimentado por visitantes procedentes (curiosamente) de los territorios insulares, casos de Baleares y de las Islas Canarias.

Para De María, "esta Semana Santa ha venido a devolver la tranquilidad a esta importante celebración, que venía mojándose por norma desde hace ya trece años".

Pequeños hosteleros del centro de Jerez consultados por este medio se mostraron satisfechos con la Semana Santa, la cual supone un verdadero balón de oxígeno que viene a convertirse en un empujón económico tras un inicio de primavera que es malo para el sector de forma tradicional. El consumo, aseguran, ha estado repartido. "El cliente de bares ha ido a bares y el de restaurantes ha hecho lo propio".

Otro conocido empresario jerezano, Javier Sánchez Mellado, dedicado a las cervecerías desde hace años, reconoce que aún debe hacer número si bien augura que "hemos obtenido muy buenos resultados". Su cervecería emblema, 'El Gorila', ubicada en la plaza Plateros, goza de un enclave privilegiado dado que multitud de cofradías pasan por allí antes de afrontar la siempre complicada calle Tornería. Puntualiza que "ha habido muchísima gente en las calles, aunque el gasto per cápita no ha sido elevado. Esa alegría en el consumo que había antes ya no se ve", añadió a este medio.

Sobre la franja de edad que más dinero ha manejado estos días de Pasión destaca que "es aquella que se ubica entre los 25 y los 40 años".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios