Jerez

'Siloé' alerta de nuevos casos de VIH en personas muy jóvenes

  • La asociación dedicada a la atención de afectados ve preciso orientar gran parte de su esfuerzo a la prevención y la detección precoz

Imagen retrospectiva de niños acogidos en el lar 'Siloé' en Mozambique. Imagen retrospectiva de niños acogidos en el lar 'Siloé' en Mozambique.

Imagen retrospectiva de niños acogidos en el lar 'Siloé' en Mozambique.

La Asociación Jerezana de Ayuda a Personas que conviven con el VIH/SIDA 'Siloé' ha alertado sobre el diagnóstico de nuevos casos que está afectando especialmente a personas muy jóvenes. "No importa ya tanto el número sino simplemente que a estas alturas exista un caso nuevo es ya alarmante. No debería ocurrir", afirma la presidenta de 'Siloé', Rosalía Bejarano. En su opinión, no es la información lo que está fallando sino que la enfermedad del sida se ha banalizado en cierto modo por la existencia de tratamientos efectivos, que han permitido que deje de ser una enfermedad mortal. "Se ha perdido el miedo. Nos encontramos con gente muy joven, que no vienen del mundo de la droga, con estudios, más hombres que mujeres. Ahí entran también algunos casos de relaciones sexuales, con consumo de determinadas sustancias que propicia el que no se tomen medidas".

En el Simposio Go Up que se celebró recientemente en Sevilla y en el que especialistas de toda Andalucía actualizaron sus conocimientos sobre VIH se puso de manifiesto que la provincia es la tercera de la comunidad con la tasa más elevada de nuevos diagnósticos, superada sólo por Málaga y Almería. Los últimos datos del Servicio de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía, dependiente de la Consejería de Salud, reflejan que el 30% de las nuevas infecciones se diagnosticaron en jóvenes menores de 30 años y el 22,7% en personas originarias de otros países. El delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Manuel Herrera, que abrió esta semana un curso de formación avanzada sobre uso y manejo del test de diagnóstico rápido en VIH, señaló que en 2016 se notificaron en Andalucía 608 nuevas infecciones por VIH, de las que 92 procedían de la provincia, lo que supone una tasa de incidencia de 7,25 casos por 100.000 habitantes (7,42 en el caso gaditano).

No pienso que esté fallando la información. Lo que creo es que se ha perdido el miedo"

Desde 'Siloé' afirman que la asociación está haciendo un esfuerzo importante en los últimos años por el tema de la formación, incidiendo en la educación sexual, la prevención de enfermedades de transmisión sexual y también en la detección precoz. "Trabajamos mano a mano con la Consejería de Salud y otras entidades y estamos bastante bien valorados. Hacemos pruebas cuando nos lo demandan y ofrecemos apoyo sicológico. Es una atención directa y rápida, con una gran coordinación con el Servicio Andaluz de Salud desde el momento en que se detecta un positivo". La atención a personas con VIH de diagnóstico reciente consiste en sesiones psico-educativas de personas afectadas que se ponen en contacto con la asociación demandando atención psicológica o asesoramiento respecto al VIH ya sean del programa de diagnóstico precoz o diagnosticas en otros lugares.

'Siloé' es una de las diez asociaciones de la provincia que colaboran con la delegación de Salud en el programa de detección precoz del VIH, que se puso en marcha en febrero de 2009. En 2017 se realizaron un total de 563 tests de diagnóstico rápido de VIH en la provincia y se estima que un 25% de las personas que tienen sida desconocen su situación, "lo que implica un retraso en el inicio de su tratamiento y, por tanto, una reducción de sus probabilidades de supervivencia, además de poder estar infectando a otras personas si mantienen prácticas sexuales de riesgo".

Por otro lado, la asociación 'Siloé' mantiene ahora conversaciones con la Junta para actualizar el convenio de plazas concertadas en su hogar 'Siloé'. En la actualidad el concierto afecta a 15 de las 25 plazas de las que disponen estas instalaciones, en las que se atiende a personas afectadas por el VIH/Sida en riesgo de exclusión social en distintas fases de la enfermedad, con el objeto de mejorar su estado de salud y favorecer la incorporación social. Bejarano asegura que se trata de un recurso que después de tantos años funciona por sí solo, y que pese a que habría capacidad para acoger hasta 35 personas, la intención no es incrementar el número de plazas ya que se desvirtuaría la filosofía de que las instalaciones funcionen como un hogar familiar. Además de las concertadas, el resto de plazas están disponibles para emergencias sociales y para acoger a personas que obtienen la libertad condicional por padecer la enfermedad. "Debemos tener plazas libres para dar respuesta a Instituciones Penitenciarias", subraya. En todos estos años el perfil de las enfermos acogidos ha ido variando, de forma que con la mejora de los tratamientos, que han hecho posible que el sida se convierta en una enfermedad crónica, los residentes son ya personas cada vez más mayores y con patologías propias de la edad, una situación que se contrapone, según insiste Bejarano, con la juventud de las personas con diagnósticos recientes.

'Siloé' dispone, también, como recurso residencial de una vivienda de integración, en régimen abierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios