Gastronomía

El restaurante ‘Lú’ se trae a Jerez el primer ‘Sol’ de la Guía Repsol

  • La gala de entrega de premios de la prestigiosa guía tuvo lugar en San Sebastián

Juan Luis Fernández, anoche, poco antes de recibir el ‘Sol’ en la ‘Tabakería’ de San Sebastián. Juan Luis Fernández, anoche, poco antes de recibir el ‘Sol’ en la ‘Tabakería’ de San Sebastián.

Juan Luis Fernández, anoche, poco antes de recibir el ‘Sol’ en la ‘Tabakería’ de San Sebastián.

Juan Luis Fernández, chef y gerente del restaurante jerezana ‘Lú, Cocina y Alma’, (y poseedor de una estrella Michelín)  recibió anoche en nombre de su equipo en San Sebastián un Sol Repsol, otorgado por la prestigiosa guía española de viajes y gastronomía. Se trata del primer Sol Repsol que recibe la gastronomía jerezana en toda su historia, si bien grandes restaurantes jerezanos han sido destacados en numerosas ediciones de este listado de establecimientos de máxima categoría, como por ejemplo ‘La Carboná’.

Juan Luis Fernández, conocido por sus más cercanos como ‘Juanlu’, destacó ayer a este medio el orgullo que supone obtener el que es considerado como el premio gastronómico otorgado por la mayor guía española. En esta ocasión, y a diferencia de lo que sucedió cuando acudió a recibir la estrella de la Guía Michelín, sí acudió de forma personal a recibir el galardón a las instalaciones de la ‘Tabakalera’ donostiarra.

Hay que destacar que esta gala se celebró por primera vez en tierras vascas después de que, de forma tradicional, se celebrara en Madrid. San Sebastián no dejó pasar la oportunidad de dejar su impronta como tierra altamente destacada en el arte de ‘comer a poquitos’ como se conoce en Jerez el arte del tapeo. Es por ello que se organizó una semana denominada de ‘los Soles’ en la que hubo todo tipo de actos relacionados con la gastronomía, tanto la grande como la pequeña, pero gastronomías a fin de cuentas ambas.

Numerosas actividades antecedieron a la celebración de la gala. Así, por ejemplo, la semana previa de actividades contó con decoración en todo el centro de la ciudad antigua de San Sebastián, con tenedores, cucharas y cuchillos de grandes dimensiones para dejar claro que algo importante se cocía en la ciudad. A todo ello se unieron rutas de pintxos por las barras más destacadas de la ciudad, pero con el atractivo de que numerosos chefs galardonados con soles de Repsol estuvieron al pie de los fogones.

Entre los numerosos veteranos al pie de los fuegos estuvieron los hermanos Torres y Paco Morales, entre muchos otros. Como dato destacable cabe reseñar que los pintxos de vendieron a 2 euros cada uno de ellos en un empeño de que la gastronomía llegara a todos los bolsillos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios