Juicio de la rama Gürtel de Jerez

Un testigo asegura que Pelayo ordenó cómo se tenía que realizar Fitur 2004

  • Dice que en una reunión en Jerez con Isidro Cuberos, Bernardo Villar le dijo “esto viene de alcaldía y hay que hacerlo”, a lo que añadió “donde hay patrón no manda marinero” 

  • Juan Pedro Cosano dice que el testigo “llegó a reconocer que odia a la ex alcaldesa”

Exhibición ecuestre en la Plaza Mayor de Madrid con ocasión de Fitur 2004. Exhibición ecuestre en la Plaza Mayor de Madrid con ocasión de Fitur 2004.

Exhibición ecuestre en la Plaza Mayor de Madrid con ocasión de Fitur 2004.

El ex jefe de prensa del Instituto de Promoción y Desarrollo de la Ciudad, Santiago C.G., aseguró ayer en el juicio de la rama jerezana de la trama Gürtel que fue la diputada del PP María José García-Pelayo, entonces alcaldesa, quien dio las órdenes sobre la participación de la ciudad en Fitur 2004, cuya organización que fue adjudicada a la trama Gürtel.

La Audiencia Nacional reanudó ayer el juicio de los número 1 y 2 de Gürtel, Francisco Correa y Pablo Crespo, respectivamente, dos ex empleados de empresas del grupo y cinco funcionarios del Ayuntamiento de Jerez, que se enfrentan a peticiones de penas por parte de la Fiscalía Anticorrupción de entre dos y siete años de prisión.

Las fiscales les acusan de irregularidades en los contratos adjudicados directamente sin concurso público a empresas de Correa para montar el stand de Jerez en la Feria Internacional de Turismo celebrada entre el 28 de enero y el 1 de febrero de 2004 y dos espectáculos, uno ecuestre en la Plaza Mayor de Madrid y otro de flamenco en los jardines del parque del Retiro por 355.391 euros.

Este martes ha declarado como testigo el ex responsable de Comunicación del Instituto de Promoción y Desarrollo de la Ciudad (IPDC) Santiago C.G., que ha recordado que a principios de diciembre de 2003 le llamaron a una reunión en el despacho del entonces teniente de alcalde, Bernardo Villar, en la que estuvo presente el fallecido Isidro Cuberos, ex jefe de prensa del PP que había montado una empresa de comunicación.

Santiago C.G. ha recordado que en esa reunión Cuberos no se limitó a presentar una propuesta sino que explicó cómo se iba a realizar la participación de Jerez en Fitur 2004 y ya adelantó que además del stand en el recinto ferial se iban a montar los citados espectáculos ecuestre y de flamenco, tal como finalmente se hizo “al cien por cien”, y ha dicho que la alcaldesa supervisó el proyecto.

Ha añadido que esto le obligaba a cambiar todo lo que ya tenía preparado para Fitur pues adquiría una mayor volumen pero el teniente de alcalde le dijo que no se preocupara porque “donde hay patrón no manda marinero” y le añadió: “Esto viene de Alcaldía y hay que hacerlo” y le hizo ver que “la alcaldesa fue la que dio las órdenes de que Fitur se tenía que realizar de esa manera”.

De hecho ha indicado que Cuberos venía de estar con la alcaldesa, que ordenó que fuera atendido por el teniente de alcalde para tratar el asunto de Fitur en una reunión que inicialmente no estaba prevista.

El testigo ha manifestado que cree que la empresa que se encargó de montar los actos de Fitur fue Special Events, una de las sociedades del grupo de Correa, cuyo personal le indicó que no se metiese en su trabajo cuando él quería intervenir “lo que no era una relación típica con un proveedor”.

Según la Fiscalía, los documentos justificativos de los expedientes administrativos, incluidos los contratos suscritos, no fueron elaborados ni firmados en las fechas que constan en los mismos sino en otras posteriores una vez finalizada la feria de turismo y que se elaboraron para dar apariencia de legalidad al procedimiento. Santiago C.G. ha recordado que fue despedido del Ayuntamiento siendo aún alcaldesa García-Pelayo en el marco de un expediente de regulación de empleo municipal.

El letrado jerezano Juan Pedro Cosano, que ejerce la defensa en el juicio, cree que la declaración de Santiago C.G. “está invalidada desde el momento en el que, respondiendo a una pregunta mía, ha llegado a decir que odia a María José García-Pelayo”.

Según Cosano, Santiago C.G. “no ha dicho nada trascendente. Simplemente que se reunió con Isidro Cuberos y con Bernardo Villar, que a esa reunión él llegó tarde, que entendía que Cuberos venía del Ayuntamiento y que Pelayo le dijo a Villar simplemente que le atendiera”.

Para el letrado jerezano, Santiago C.G. “ha reconocido que su testimonio es de tercera o cuarta mano, que fue despedido del Ayuntamiento por un ERE y que, insisto, odia a Pelayo, algo que es público y notorio para los que vivimos en Jerez. Por todos estos motivos, considero que el testimonio queda invalidado”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios