Jerez

Al 'Tío Pepe' le sientan muy bien los años

González Byass acaba de presentar la nueva camada de la Colección Finos Palmas, vinos que reflejan las "edades de Tío Pepe' con elegancia, carácter y finura. Año tras año, el enólogo de la firma jerezana, Antonio Flores, se encarga de seleccionar las botas en las que el vigor de la 'flor' bajo la que se crían estos jereces otorga un intenso carácter a fino.

"Intuición, sabiduría, nariz, tiempo, tiza y venencia son los protagonistas en ese incesante ir y venir del enólogo por las bodegas", señala la bodega en un comunicado, en el que subraya que "el resultado es el descubrimiento de estas joyas enológicas que, año tras año, muestran la riqueza de los vinos de Jerez y deslumbran al mundo".

Para la quinta edición de la Colección Finos Palmas, Antonio Flores ha contado con la colaboración de Michael Schachner, editor y colaborador de la publicación de EE.UU, Wine Enthusiast.

En la nota informativa, González Byass destaca que 'Una Palma' es un fino de raza, fruto de la selección de tres botas, de un total de 142, de la solera 'Tío Pepe' en las que la flor sigue viva y protege a esta joya de 6 años. 'Fino Dos Palmas' refleja la elegante contundencia de 'Tío Pepe' tras una crianza de ocho años en contacto con la flor, que aún perdura tenue en la superficie del vino, y procede de la selección de dos botas de entre 150.

En 'Tres Palmas' afloran la templanza, sabiduría y estilo. Es un 'Tío Pepe' muy viejo procedente de una sola bota que, tras 10 años, mantiene trazos de levadura que interactúan mágicamente con el vino. La colección se completa con 'Cuatro Palmas', un Amontillado sublime e irrepetible, selección de solo una de las seis botas que envejecen en González Byass desde hace 51 años. Este amontillado muy viejo, que antaño fue Tío Pepe, demuestra la importancia de la selección y la clasificación en la bodega.

Las Palmas son denominaciones que, como define Manuel María González-Gordon en el libro 'Jerez-Xerez-Sherry', se aplican a aquellos finos de Jerez que se distinguen por su limpieza, finura y delicadeza en el aroma, y el número de palmas es proporcional a su grado de vejez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios