Consecuencias del Plan de Ajuste

Trabajadores incluidos en el ERE se encierran en Bienestar Social

  • Un grupo de empleados pasa la noche en la delegación y el resto está convocado hoy en otras 8 dependencias · Los sindicatos plantean la "suspensión" del periodo de consultas y el PP dice que "no hay marcha atrás"

Medio centenar de trabajadores municipales inició ayer un encierro en la delegación de Bienestar Social como acto de protesta ante el Expediente de Regulación de Empleo que afecta a 300 empleados del Ayuntamiento. Sin pensarlo dos veces, un grupo de quince afectados decidió de forma espontánea -sin la convocatoria de los sindicatos- iniciar la movilización, a la que se fueron sumando más trabajadores al acabar la jornada laboral y ante la 'llamada' por las redes sociales, con el objetivo de plantar cara a un despido que consideran "injusto".

"Estamos cansados de esta situación. No tenemos apenas información, nos quieren marear..., vamos, nos sentimos en una indefensión total porque la empresa -en referencia al Consistorio- no tiene ganas de dialogar ni negociar", declaró ayer Manuel, uno de los empleados que organizó el encierro.

Sin ánimo de interferir en el desarrollo normal de la delegación -así lo remarcaron- los trabajadores lamentaron que "se podía haber hecho mucho más, pero no ha existido la buena voluntad por parte de la empresa". Además, el colectivo denunció que aún desconoce los motivos que le ha llevado al despido, a excepción del grupo de trabajadores mayores de 59 años que sí se sujeta a un criterio "objetivo". "No saben darnos una explicación de porqué nos vamos a la calle. Por eso, pedimos que dejen de engañarnos y que se sienten a negociar, pero partiendo todos de cero -paralizando el ERE-. Hay alternativas que evitan este despido que afecta a 300 familias", apuntó Manuel.

Entre los participantes en esta espontánea protesta (que se prolongará hasta las 18,30 horas de hoy) se encontraba el secretario local del PA y afectado por el ERE, Santiago Casal. "Me he sumado sin dudarlo porque el ERE es una auténtica salvajada, un despido colectivo sin criterio que se ha hecho con mala intención", declaró Casal, quien añadió que "aquí soy uno más y voy a hacer todo lo que pueda, junto a mis compañeros, para asegurar mi puesto de trabajo. Ya habrá otro momento para la reacción como secretario local del partido".

Esta movilización, paralela al calendario de protestas aprobado por los sindicatos, cogió a muchos delegados sindicales por sorpresa, de hecho, algunos no tuvieron conocimiento del encierro hasta varias horas después. "Llevamos desde las 13.30 horas aquí, son las 18 horas y todavía no ha aparecido ningún sindicato. La verdad es que creíamos que iban a estar antes", lamentó Manuel. Aun así, los trabajadores se mostraron satisfechos con el trabajo seguido por las secciones sindicales, lo que no evita -avisó el empleado- que "nosotros también tengamos nuestras iniciativas. Ellos tiene su labor y acudiremos a todas sus convocatorias, es momento de movilizarse".

Los trabajadores que han pasado la noche en la delegación unen así su protesta a la convocatoria aprobada por los sindicatos de permanecer hoy, desde las 14 horas a las 18,30 horas, encerrados en ocho dependencias municipales, entre las que en un principio no se encontraba Bienestar Social. Y no sólo eso, ayer por la mañana, y durante dos horas, también celebraron ante el Ayuntamiento un peculiar desayuno-concentración, convocatoria que no obtuvo, para algunos sindicatos, la participación deseada. "Parece que hay trabajadores que aceptan de forma sumisa su despido. Puede haber personas que lo aceptan sin más, otras que esperan que se cumplan las promesas que le han hecho algunos miembros del gobierno municipal y puede haber empleados que no crean en la lucha para solucionar los problemas", declaró Juan Manuel García Hurtado (CTP).

La completa jornada de ayer también estuvo marcada por un nuevo Sercla en el que no se llegó al acuerdo entre las partes. Juan Manuel Sánchez Padilla (CCOO) informó a los presentes de que el Ayuntamiento mantiene su postura de no retirar el ERE a pesar de "nuestra disposición a negociar". "Hemos propuesto la suspensión o interrupción del periodo de consultas para negociar las veces que haga falta sin que 'cuenten' los días y así llegar a un acuerdo satisfactorio para las partes", declaró Sánchez Padilla. Los sindicatos comunicaron además que "hemos elaborado un documento en el que recogemos medidas menos traumáticas y alternativas al ERE, pero para eso tienen que aceptar nuestra propuesta de suspender el expediente".

Poco después, el gobierno local informó que "por ley, el periodo de consultas es de 30 días, y no podemos ampliarlo, porque no podemos incumplir la normativa". Además, desde el Consistorio reiteraron que "la negociación es la única vía, y es necesaria para alcanzar los mejores acuerdos. Este ERE no puede tener marcha atrás, porque tenemos la responsabilidad de resolver la situación de este Ayuntamiento, y por supuesto, de resolver los problemas de la ciudad. A este escenario nos han traído los que ahora nos critican, pero nuestra responsabilidad y a quien nosotros tenemos que responder, es a los jerezanos".

Enfilando la recta final de la semana, la presidenta del comité de empresa, Nieves Calvillo (CGT), lamentó que "la postura de la alcaldesa sea inamovible. Está siendo extremadamente dura con la plantilla y bueno, el descrédito al que estamos siendo sometidos no es de justicia". La representante del colectivo añadió en este sentido que "si se ha seguido una dinámica 'mala' ha sido por culpa de los poderes públicos. Si consideraban que se estaba realizando la contratación mal desde 1996, cabe destacar que no se han reunido ni una sola vez para volver a regular la bolsa".

En la jornada de hoy, en la que no se secundará la huelga a pesar de no haber llegado a un acuerdo en el Sercla, la 'agenda' de movilizaciones comienza con el encierro en el Ayuntamiento y delegaciones de Cultura, Fomento, Infraestructura, Medio Ambiente, Participación Ciudadana, Recursos Humanos y Urbanismo.

A partir de las 19,30 horas los trabajadores y ciudadanía en general están convocados a una manifestación que partirá de la plaza del Arenal. "Deseo que la gente sea solidaria y participe en estos actos. Se está aprobando el borrador del reglamento que va a regular cómo se hacen los expedientes de regulación de empleo en las administraciones públicas y es para asustarse. Esto va a peor y por lo menos hay que dejarle claro que si ella -por la alcaldesa- tiene una ruta de trabajo, nosotros también tenemos la nuestra", declaró la presidenta del comité.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios