Jerez

Trabajadores de la vid alertan de la precariedad laboral en las bodegas

  • Dicen que la situación, agravada por la externalización de oficios tradicionales, es "alarmante". Piden la implicación de Empleo frente al "mal uso y abuso" de la contratación temporal.

La negociación del XXV convenio colectivo de la VID anda enquistada y, de hecho, la representación social de los trabajadores se descolgó hace ya algunas semanas con la amenaza de una posible huelga en las bodegas durante la vendimia -salvando las distancias, viene a ser lo mismo que las huelgas de los conductores de autobuses en Feria o las de la recogida de basura en grandes eventos-.

Hasta finales de agosto no hay prevista una nueva reunión con la patronal bodeguera Fedejerez, encuentro al que los sindicatos acudirán con la convicción de afrontar la negociación del núcleo principal del convenio, donde las partes mantienen "posturas muy distantes", según explica la representación social, que anuncia la convocatoria de asambleas de delegados, comités de empresa y trabajadores del sector, también para los últimos días de agosto, para concretar las acciones a seguir.

Antes del paréntesis veraniego, la parte social mantuvo días atrás una reunión con la delegada provincial de Empleo, Gema Pérez, para informarle de la situación de la negociación, proceso en el que la representación de los trabajadores reivindica una mejora de las condiciones laborales de los eventuales, el restablecimiento del poder adquisitivo y el mantenimiento de la antigüedad como parte importante del salario.

Durante la reunión, y tras la argumentación de lo que consideran unas reivindicaciones "justas y consecuentes con la situación actual del sector", los representantes sindicales reclamaron a la delegada su implicación y coordinación en el seguimiento de las denuncias que se presentan a la Inspección de Trabajo por el "mal uso y abuso de la contratación temporal" en las bodegas.

Según informa la parte social en un comunicado, "la delegación de Empleo viene constatando a través de los informes de empleabilidad que reciben que, efectivamente, la temporalidad se ha instalado en el sector de la vid de forma alarmante". Del mismo modo, la representación social denuncia que la situación se ha agravado con la externalización de oficios tradicionales de bodega como la tonelería o los servicios auxiliares (carretilleros, mecánicos, electricistas, porteros, guardas...), práctica que, siempre según los representantes sindicales, ha disparado la precariedad laboral en la bodega al proliferar los contratos que "no se corresponden con la salud económica que ostenta el sector".

Después de conocer las reivindicaciones y la situación del sector, la delegada de Empleo se comprometió a solicitar una reunión con la Consejería de Agricultura y la dirección general de la Inspección de Trabajo para abordar posibles soluciones para los trabajadores de las bodegas, en línea con las medidas adoptadas dentro del sector vinícola en otras regiones españolas en las que se contempla la figura del fijo discontinuo como solución a la temporalidad, informa la parte social en su nota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios