Jerez

Urbanismo tramita la orden para eliminar los puntales de San Blas

  • El Ayuntamiento exige el desmantelamiento del actual apuntalamiento y su sustitución por otro sistema de estabilización, para una fachada catalogada como Bien Cultural

Comentarios 4

Los puntales de la calle San Blas tienen las horas contadas. O al menos eso esperan los vecinos de San Mateo, que aún no ven el momento de poder circular con sus coches por esta céntrica vía. Cerrada al público desde 2009, la calle San Blas se ha convertido en una reivindicación histórica, llegando a debatirse en varias ocasiones en la Mesa del Centro Histórico. Esta queja ya tiene respuesta y viene a través de la orden de desmantelamiento del apuntalamiento que ocupa la vía. El Ayuntamiento ha confirmado que "se está tramitando" una orden de ejecución al propietario del solar para que se proceda a la eliminación de los puntales, que sólo tenían carácter "provisional" y que se ha alargado demasiado en el tiempo. En esta orden municipal también se instará al promotor del terreno que "sustituya el apuntalamiento por la consolidación de la edificación o por un sistema de estabilización que se ejecute desde el interior de la finca".

Asimismo, y como ya se informó el pasado mes de julio, la Delegación de Urbanismo inició dos procesos ante este escenario. Por un lado remitir al propietario, Comunidad de Propietarios Palacios de San Mateo, una orden de ejecución para que limpie el solar y lo cierre -algo que como se puede ver en la imagen, no se ha cumplido-; y por otro, obligar al propietario a edificar. Para ello, y tal y como se establece la normativa, se le dio un año de plazo a la promotora para que emprenda el proyecto residencial autorizado o, en su defecto, demuestre fehacientemente la imposibilidad de acometerlo. En el caso de que no lo haga, el Ayuntamiento tendría vía libre para comenzar un proceso expropiatorio, tal y como se han acometido en algún que otro solar sin edificar del centro de la ciudad en los últimos años.

Para conocer la importancia de la última orden de Urbanismo,  hay que echar la vista atrás y recordar cómo se transformó San Blas de una calle transitada, a casi desértica.

Fue en 2007 cuando se puso sobre la mesa una promoción de dos edificios con 20 viviendas y cinco estudios en un solar de la céntrica vía  que formaba parte de las antiguas bodegas de Pedro Domecq. Sólo un año antes, se había autorizado la demolición de algunos inmuebles dejando únicamente parte de la fachada en pie y con puntales al estar catalogada por Patrimonio como Bien Cultural. En 2009, la promotora modificó el proyecto para construir más viviendas y menos estudios; y dos años después, se le renovaba el permiso. Y hasta el día de hoy. La obra nunca se ejecutó y el solar quedó completamente abandonado.

"No entendemos cómo se ha podido tardar tanto en poner fin a esta situación irregular, cuando de todos era sabido que la licencia había caducado. Sabemos que el Ayuntamiento está pensando actuar, porque no es normal que una vía pública, sí pública, esté cerrada al tráfico durante tantos años por una obra privada", declara el presidente de la asociación del Centro Histórico, Alejandro González. Los vecinos consideran que el  desinterés del promotor de las viviendas y la falta de actuación de los gobiernos locales que han pasado por el Consistorio "es de vergüenza". Es más, lamentan que no sólo se perjudique a la ciudad con un sistema de puntales del todo inapropiado, sino que además "no han mantenido nunca el solar en condiciones. Está abierto al público, sin vallas, sucio, con pozos abiertos que son un peligro para los niños... Esperamos que este Ayuntamiento sí reaccione".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios