Jerez

Urgencias inicia el verano con el personal médico bajo mínimos

  • Cuatro bajas sin cubrirse y las vacaciones dejan al servicio con seis facultativos menos para una demanda 'in crescendo'

El servicio de Urgencias del hospital se enfrenta al verano, una época en la que la demanda no disminuye, con una plantilla de médicos mermada por cuatro bajas que no se han cubierto y dos profesionales que han cogido sus vacaciones y que tampoco han sido sustituidos. El descenso de facultativos comenzó hace unas semanas pero ha sido a partir del 1 de julio cuando el recorte ha sido mayor y los médicos se han encontrado con un verdadero problema para poder asistir en esas condiciones a la población. "Estamos de acuerdo con que hay otros profesionales, como los especialistas, que no se sustituyen, pero baja la actividad asistencial, no se programan operaciones o consultas, pero en Urgencias no podemos cerrar la puerta, siguen llegando pacientes", señala uno de los profesionales del servicio. La sobrecarga de trabajo se materializa en un mayor número de guardias, jornadas de hasta 14 horas y entre 255 y 260 horas al mes por médico cuando habitualmente no se llegaba a las 220, todo ello para cuadrar los horarios.

Aún así en el turno de mañana se ha pasado de ocho o nueve médicos a seis y durante las tardes, entre seis y siete médicos, incluyendo los residentes, absorben la demanda que antes atendían ocho facultativos. Fuentes del servicio aseguran que la plantilla aceptada desde hace tiempo en este área es de 24 médicos y un jefe de sección, además de los tres facultativos que atienden la zona de Observación. No obstante, el servicio ha venido funcionando con 22 médicos, que desde hace unas semanas se han visto reducidos a 16. Los profesionales hablan de falta de previsión, ya que tres de las ausencias se deben a bajas maternales, cuya cobertura debía estar pensada desde hace tiempo. "Con una plantilla tan corta no hay capacidad de reacción", afirman, felicitándose de que, al menos, la demanda asistencial hasta el momento no se ha visto incrementada. Sin embargo se prevé que lo haga en las próximas semanas, ya que la población de localidades como Rota y Sanlúcar, que acude a Urgencias del hospital de Jerez, se duplica en el verano. Además, aunque en estos meses el área no sufre la presión asistencial de procesos respiratorios y otros relacionados con la gripe, aumentan otro tipo de asistencias como las de tráfico, debido al mayor número de desplazamientos que se producen en estas fechas. Por otro lado, los médicos temen que puedan dispararse los casos de gripe A porque, según los protocolos, en el momento en que entra un caso sospechoso por Urgencias el facultativo que le atiende debe permanecer junto al paciente sin dedicarse a otros enfermos. El pasado viernes, el nuevo gerente del hospital, Manuel Herrera, visitó el servicio de Urgencias y conoció directamente el problema inmediato que se ha planteado por la falta de médicos. Fuentes del área indicaron que Herrera tuvo buenas palabras y expresó su voluntad de paliar el déficit. No obstante, los profesionales consideran que será difícil a estas alturas poder contratar a médicos para el verano. De hecho tres han abandonado el servicio en las últimas semanas porque no se les ofrecía cierta estabilidad y puede haber otras renuncias. Los médicos no ocultan que este déficit está ocasionando mayores esperas entre los pacientes, por lo que piden comprensión a los usuarios. "Deben saber que no podemos ir más rápido, a menos que demos una atención chapucera, pero tenemos claro que no vamos a ejercer ninguna presión sobre el paciente, no sería ético".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios