Gran Premio de Jerez

"Va a ser extraño para los moteros pero también para los pilotos"

  • Aficionados a las dos ruedas que suelen acudir al Gran Premio de Jerez relatan sus sensaciones ante este atípico mundial

  • Reconocen que “será raro ver el circuito vacío”

A la izquierda, el gallego Roberto Arias, y a la derecha Ángel Gascón con su esposa, habituales a la cita motera de Jerez. A la izquierda, el gallego Roberto Arias, y a la derecha Ángel Gascón con su esposa, habituales a la cita motera de Jerez.

A la izquierda, el gallego Roberto Arias, y a la derecha Ángel Gascón con su esposa, habituales a la cita motera de Jerez.

Para muchos aficionados a las dos ruedas, la celebración del Gran Premio de Jerez el próximo fin de semana resultará algo extraño. La mayoría de ellos son habituales año tras año, desplazándose hasta la ciudad para conocer el ambiente y vivir, de primera mano, uno de los espectáculos más llamativos del calendario motero.

Sin embargo, la irrupción del Covid-19 en nuestras vidas ha hecho que la rutina de cada primavera se rompa de lleno, de ahí que la llegada de las pruebas del Circuito de Jerez-Ángel Nieto los dos próximos fines de semana se esté viviendo de manera diferente. Ángel Gascón es un aficionado madrileño que acude a Jerez “desde que tenía 19 años, y ya tengo 42”, asegura. “He vivido el gran premio de Jerez desde los comienzos, desde que los moteros tenían total libertad hasta la última etapa cuando ha estado todo más controlado”.

Su amor por las motos no sólo le hace bajar cada año a Jerez sino que también “suelo desplazarme a los campeonatos de Valencia y Aragón”, explica. Es por ello que toda esta situación del coronavirus está haciendo que su día a día “sea distinto”. 

Este año no vendrá a Jerez “porque no está la cosa para nada”, aunque sí admite que las carreras “las veré por la televisión junto a un grupo de amigos. Intentaremos vivir la competición como podamos”. 

A nivel deportivo considera a Marc Márquez como el gran favorito, aunque “tal y como ha ido todo, las carreras van a ser una incógnita”. Además, lamenta que “los pilotos no vayan a vivir ese ambiente de Jerez, ellos seguro que lo van a notar, porque ese plus que te da el público a la hora de apurar la frenada o apretar, no lo van a tener”.

Más de novecientos kilómetros se mete entre pecho y espalda Roberto Arias, un aficionado a las motos de Lugo, asiduo también desde hace años a las pruebas de Jerez. Roberto ha alternado su presencia en la ciudad “en función de las circunstancias”, aunque en los últimos siete años “no he faltado a ningún gran premio”. 

Reconoce que tiene varias motos e incluso suele realizar “algunas rodadas” en el Circuito de Jerez durante el año. “Teníamos una prevista en abril y la suspendieron y ahora hay otra fijada de para septiembre-octubre pero aún no sabemos si se va a celebrar o no”.

Motero de pura cepa, Roberto asegura que el confinamiento “ha sido muy duro para los que nos gustan las motos y estamos acostumbrados a salir y buscar esa sensación de libertad cada fin de semana”. Tal es su grado de decepción que “ahora mismo no sé si verá las carreras, la verdad”, comenta. Desde Lugo “bajamos bastante moteros a Jerez cada año”, y en esta ocasión “no va nadie, es muy triste para toda la gente que nos encantan las motos”. 

De cara al mundial, no esconde que “va a ser muy distinto, porque correr sin nadie en las gradas, más aún si hablamos de Jerez, no es fácil. Se asemejará a unos test privados”. 

También mira con nostalgia todo lo que está sucediendo Javier Otero, un jerezano que lleva 28 años en Fuerteventura. “Desde que me vine a Canarias, me habré perdido cuatro grandes premios, el resto siempre los he vivido en directo, porque aprovecho para ir a las motos y luego me quedo en la Feria”, comenta.

“Yo suelo coger la moto y me vengo en el barco desde Fuerteventura, que ahora es un día y medio, pero antes se tardaban casi tres días”, recuerda.

Aficionado de toda la vida, asegura que está viviendo la semana “con un poco de tristeza” y aunque se alegra porque el fin de semana volverá el mundial, “está claro que no va a ser lo mismo, ver a ese circuito vacío, va a costar”, admite.

Lo verá en DAZN “porque es el único vicio que tengo”, y espera “que los pilotos se acostumbren pronto a rodar sin gente en la grada. Supongo que el viernes estarán raros, el sábado un poco menos y el domingo saldrán a por todas. Aún así creo que estar parados tanto tiempo hará que les cueste empezar”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios