Jerez

Vecinos llevan a la Fiscalía los ruidos de un criadero de pollos

  • Residentes de La Canaleja vienen denunciando desde 2011 una situación "insoportable"

Vecinos de La Canaleja se han dirigido a la Fiscalía para denunciar la situación que padecen en la zona a causa de un criadero de pollos. En concreto, según explican los afectados, "ante la falta de respuesta de las delegaciones de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento a un problema de ruidos que viene siendo denunciado desde abril de 2011, los vecinos de La Canaleja número 17 decidieron, en una reciente reunión de la comunidad de propietarios, dirigirse a la Fiscalía de Cádiz para que investigue la situación y determine si existe algún tipo de responsabilidad penal o civil, por la falta de actuación del Ayuntamiento para solucionar el problema que vienen padeciendo y que a pesar de las muchas promesas sigue todavía sin solucionarse".

Los residentes en esta zona aseguran, mediante un comunicado, que "es lamentable que a las llamadas que algunos vecinos han realizado a la Policía Local, cuando por la noche no pueden dormir, ésta ha respondido diciendo que no tienen competencias y que se denuncie en Medio Ambiente. Cuando hace ya más de dos años que se viene denunciando y cuando los vigilantes de Medio Ambiente nos tienen dicho que en esas circunstancias se llame a la Policía Local".

En concreto, en el escrito a la Fiscalía explican que "junto al bloque donde se encuentran nuestras viviendas hay una finca en la que existe un criadero de pollos, de los denominados ingleses, que se pasan día y noche haciendo ruido insoportable con sus cantos. En la misma finca hay también una gran jaula de perros que, de la misma forma, ladran casi permanentemente. Estos ruidos vulneran nuestro derecho al descanso, y no nos permiten tener una calidad de vida aceptable, a la que tenemos derecho según la legislación vigente. Esta situación nos está afectando desde hace ya varios años, provocando problemas de ansiedad en los vecinos afectados".

Igualmente, detallan que la primera denuncia en el Ayuntamiento la realizaron el 25 de abril de 2011, "sin tener respuesta del mismo y sin que se produzca ningún cambio en la situación del problema". Desde entonces han denunciado los hechos ante el Defensor de la Ciudadanía de Jerez; han mantenido reuniones con Medio Ambiente y los han derivado a la Consejería de Agricultura de la Junta; desde la Oficina Comarcal Agraria respondieron con "un extenso escrito, lleno de argumentaciones de tipo legal, en el que concluye que al tratarse de una explotación no comercial, las competencias son municipales"; se reunieron con Urbanismo y así sucesivamente... "El resultado de estas reuniones ha sido siempre el mismo, el compromiso por parte de los responsables municipales de solucionar el problema con la mayor urgencia, teniendo en cuenta que los propietarios de la finca no tienen licencia para esa actividad y dado la gravedad del mismo, ordenarían el precinto de las instalaciones. Manteniéndose hasta la fecha el problema en las mismas condiciones", explican los afectados a Fiscalía, asegurando que han intentado también sin éxito dialogar con los propietarios del criadero. Así las cosas, denuncian ante el Ministerio Fiscal para que "se practiquen las diligencias necesarias para el esclarecimiento de los hechos y concreción de las responsabilidades penales y civiles del Ayuntamiento y de los propietarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios