Jerez

El doctor Velarde operará hoy de la columna a la joven Alba Pacheco

  • La intervención, tras casi dos años en cama, tendrá lugar en la Clínica San Rafael de Cádiz

Comentarios 2

Tras cuatro meses de ingreso en el hospital de Jerez, Alba Pacheco sonríe por fin. Sus fuertes dolores de espalda no han desaparecido pero hoy, tras un largo calvario, será intervenida para paliar parte de sus dolencias. Será el doctor Mario Velarde, acompañado de su equipo, el encargado de operarla en la Clínica San Rafael de Cádiz. Allí fue trasladada el pasado viernes y, tras numerosas pruebas, se prevé que pase por quirófano durante la mañana.

El cirujano la operará gratuitamente, tal como se comprometió al hacerse público su caso. No obstante, la familia de Alba tendrá que hacer frente a los gastos derivados del ingreso, el quirófano y el material necesario. Por ello, han iniciado una campaña para recaudar fondos con los que sufragar la atención sanitaria. La semana pasada celebraron un espectáculo de baile en el Club Nazaret, ofrecido por la academia de María Sampalo. Y ahora trabajan en la organización de una gala flamenca para finales de mes. Además, la familia ha comenzado a vender pulseras con el lema de 'Todos con Alba', así como chapas y otras pulseras con una figura de Campanilla. "Así la llamaban a ella en el colegio, Campanilla, porque siempre ha sido muy alegre", explica su madre, Carolina Pacheco. Otra forma de colaborar con los gastos de la operación es a través del número de cuenta que ha habilitado la familia para recaudar fondos: ES84 2100 85 69 3502 0003 7248.

El cirujano la operará gratis pero la familia está recaudando fondos para pagar el ingreso

"Mañana ya la operan por fin. Ella no podía aguantar más", cuenta su madre emocionada, pero también muy cansada. Alternar su trabajo con la hospitalización de su hija mayor y el cuidado de la más pequeña, apenas le dejan tiempo para descansar. Carolina Pacheco reconoce que su hija Alba está "muy nerviosa" ante su inminente paso por quirófano. Además, tras cuatro meses tomando mórficos con los que soportar el dolor, el cambio de medicación de cara a la intervención le ha causado "gran ansiedad". "Ha sido mucho tiempo de chutes continuos y su cuerpo está envenenado, hay que limpiarlo. Va a llegar al quirófano a lo justo", explica la madre.

Aun así, entre vómitos y nervios, la joven Alba llegó a Cádiz sonriente porque sabe que tras mucho tiempo postrada en una cama, su vida puede cambiar a partir de este lunes. "Ella le dice al doctor Velarde: Eres mi ángel de la guarda", cuenta su madre.

Una vez que sea operada está previsto que la joven pase a la UCI para ser controlada en todo momento. "Ella quiere que yo le acompañe pero es mejor así, está muy agotada, la tensión y la temperatura las tiene muy bajas y ahí estará controlada todo el tiempo", explica. Respecto a las secuelas que padecerá Alba tras ser operada y tras tantos meses en cama, Carolina Pacheco reconoce que "tendremos que ir viéndolas poco, sobre la marcha veremos cómo reacciona su cuerpo". Aun así, si todo va bien, "el doctor le ha dicho que al tercer día tiene que estar sentada con una faja y comenzar trabajar porque queda por delante un camino muy duro". De hecho, tendrá que hacer una larga rehabilitación, aunque podrá realizar en el hospital de Jerez, y deberá "recuperar toda la musculatura que ha perdido ante la falta de movilidad". Si la recuperación es positiva, podría incluso volver a andar en pocos años. "Aunque sea lenta la recuperación, sólo poder verla cada día un poquito mejor será gratificante", destaca su madre.

Con esta operación la familia de Alba espera poder cerrar un amargo capítulo de su largo historial médico. Tal como ha explicado en anteriores ocasiones su madre, la vida de esta joven, invidente de nacimiento, no ha sido fácil porque fue diagnosticada de escoliosis cuando apenas tenía 6 años. Además, sus problemas de rotación en las caderas le llevaron a pasar por el quirófano de Virgen del Rocío hace ya algunos años. A pesar de ello, Alba ha podido tener una vida normal hasta que comenzó a sufrir fuertes dolores y tuvo que ser intervenida de una protusión lumbar en junio de 2016 en Cádiz. Su mejoría sólo duró unos meses, después llegaron las crisis y los fuertes dolores volvieron y la han obligado a estar casi dos años inmovilizada en una cama. Algo que el doctor Velarde y su equipo intentarán solucionar a lo largo de la mañana de hoy lunes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios