Jerez

Vigilancia vecinal 24 horas diarias para evitar la entrada de okupas

  • Un desconocido ya intentó acceder a una vivienda vacía y en venta en la calle Águila de Las Flores

Vecinos de la calle Águila señalan la vivienda a la que un desconocido intentó acceder. Vecinos de la calle Águila señalan la vivienda a la que un desconocido intentó acceder.

Vecinos de la calle Águila señalan la vivienda a la que un desconocido intentó acceder. / Pascual

Los vecinos de la calle Águila, en Las Flores, se han convertido en vigilantes improvisados de la barriada. Lo han hecho para evitar la llegada de okupas. Tal como explican los residentes, días atrás un desconocido intentó acceder, hasta en dos ocasiones a distintas horas, a una vivienda vacía que está en venta en esta calle desde hace tiempo.

Sin embargo, la rápida presencial policial, tras la llamada de los vecinos, impidió que la casa fuera asaltada. Aun así, los residentes viven con el temor de que alguien vuelva a intentar entrar de manera ilegal en esta casa. Por ello, "estamos pendientes y vigilando las 24 horas del día", explican desde la asociación 'Punta del Norte'. De este modo, ante la mínima sospecha, volverán a llamar a las fuerzas de seguridad.

"Yo no le iba a llamar la atención al muchacho porque meterse con alguien es buscarte un problema", afirma una de las afectadas. Sin embargo, otra de las vecinas no dudó en recriminarle su acción a la persona que intentó colarse en este inmueble. "El hombre le preguntó si le daba permiso para meterse en la vivienda, que tenía dos hijos. A lo que la vecina le respondió que ella no iba a darle permiso, sino que iba a llamar a la Policía. Y fue lo que hicimos", explica otra de las residentes. 

Una de las vecinas muestra el patio trasero de la vivienda. Una de las vecinas muestra el patio trasero de la vivienda.

Una de las vecinas muestra el patio trasero de la vivienda. / Pascual

El colectivo vecinal reconoce que la vigilancia es constante tras lo ocurrido y recalca que están muy pendientes "porque no queremos que entren aquí personas que vengan a molestar. Sin son personas necesitadas, hacen unos trámites legales y no asaltan una casa. No estamos dispuestos a que vengan con cuatro colchones y monten ahí un 'negocio', como está pasando en otras barriadas de la ciudad".

De hecho, advierten de que la llegada de okupas "perjudicaría a todo el barrio. Como entren, tendremos delincuencia y robos como ha pasado en otros sitios". "Si esto es de un banco, debería tener la obligación de poner las medidas de seguridad para que aquí no afecte a nadie. Nos dicen que la casa es de un fondo. Me da igual, el que sea el propietario debe garantizar que aquí no va a entrar nadie", explica Chari López, presidenta de 'Punta del Norte'.

Así las cosas, los vecinos advierten: "Entre el que entre, la vida se la vamos a hacer imposible porque va a tener aquí a la Policía todo el día".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios