Jerez

La Virgen del Carmen vuelve a reunir a miles de personas en su procesión

  • La salida de la Patrona de la gente del mar vuelve a demostrar la honda devoción de Jerez hacia esta advocación en una tarde calurosa con un gran ambiente en las principales calles del centro urbano

Comentarios 8

Tarde calurosa sólo aliviada por el viento de levante. Ambiente en las calles que delataba que ayer era un día especial en la ciudad. Era 16 de julio, fiesta de la Virgen del Carmen, que en Jerez tiene su epicentro en la Plaza y la calle dedicada a esta advocación. Pasadas las ocho de la tarde, una multitud expectante empezó a ver salir la cruz que encabezaba un cortejo adornado con elementos singulares como los atributo basilicales del tintinábulo y conopeo, todo portado por acólitos vistiendo un juego de las ricas dalmáticas que se conservan en el convento.

Y este año más detalles como la presencia de seis bomberos de gala con banderín, señal de la renovación, durante la novena, del patronazgo de la Virgen del Carmen hacia el Cuerpo después de 145 años. Tampoco faltó la tradicional escolta de la Marina rindiendo de esta forma honores a su Patrona.

Fue una salida demasiado lenta, tanto que se produjo un corte entre el cortejo y el paso, andas que se encaminaron hacia la puerta del templo a la que se asomó sobre las 20,40 . Primero hubo que salvar la estrechez de la puerta, que obliga todos los años a realizar una difícil maniobra desde abajo, recogiendo incluso las patas de la parihuela para dar la altura. Que la Virgen estaba en la calle se notó rápidamente por el intenso aroma a incienso que invadió a los presentes junto con otro de los inequívocos signos de que todo empezaba a celebrarse, el elemento sonoro de la banda de Tejera cuya música, primero el himno nacional, se fundía con el tañido de las campanas.

Compases inconfundibles de los tambores de la Sevillana banda rompieron la monotonía del estío, formación que interpretó para abrir un clásico en este lugar y momento, la marcha 'Reina del Carmelo', del jerezano Álvarez Beigbeder. A golpe de tambor, el paso avanzó rápidamente, tras revirar en la plaza, para recuperar el corte que se produjo de salida.

Ya en la entrada en Plateros se escuchó un clásico, 'Hiniesta Coronada'. Y siguiendo con la música, la genial composición 'Soleá Dame la Mano' se interpretó en Tornería en memoria de Pepín Tristán, un homenaje a quien fue director de Tejera y por encima de todo, devoto del Carmen. Por cierto que la banda recuperó 'Santa María de la Paz' en calle larga, la última marcha que compuso Álvarez Beigbeder.

Las flores, preciosas, fueron colocadas en frisos sobre los respiraderos y canasto junto a seis piñas cónicas de gladiolos, claveles blancos y nardos. Llamó la atención la vestimenta del Niño, todo de rojo, y tras el paso estuvo de preste el sacerdote Enrique Soler, y más arrimada que nunca se puso la banda, no sin insistencia incluso por parte del cura.

El paso anduvo de frente con todas las levantás a pulso aliviado para no dañar a la imagen debido al gran peso de su corona. Si hay algo que es consustancial a esta procesión es la demostración de su calado popular con centenares de devotos y, sobre todo, de devotas con sus escapularios en el cuello.

La salida procesional transcurrió en todo momento por un recorrido jalonado en todo instante por centenares de personas, más que años precedentes, con esos momentos de especial belleza que adquiere el tránsito por las calles más íntimas y especialmente cuando se enfiló la recta final por Plateros donde la esperaba una alfombra de sal coloreada, que fue colocada el domingo.

Así transcurrió una fiesta del Carmen que en la ciudad no pasa de largo ni mucho menos: adquiere importancia y relevancia de protagonismo en una de las jornadas en las que Jerez proclama y reivindica su marianismo de forma contundente, movilizando a miles de personas alrededor de esta imagen. El Carmen se sitúa como un icono insustituible para entender la dimensión devocional a la Virgen María y en particular en apego al ser carmelitano en esta tierra jerezana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios