Jerez

La Yeguada Militar de Jerez se prepara para el cambio de estatus

  • La institución perderá a partir del 1 de enero su condición de organismo autónomo para depender del Ministerio de Interior

Comentarios 2

Que el mundo del caballo no pasa por sus mejores momentos no es hoy por hoy noticia. La crisis ha tocado de lleno a un sector que en Jerez está pasando factura ya no solamente en los múltiples abandonos de equinos sino también a los propios ganaderos que han visto cómo su mercado se ha reducido de manera considerable.

El ejemplo más claro es la subasta que el próximo 19 de diciembre tendrá lugar en Madrid con caballos de las distintas Yeguada Militares del país y cuyos precios de salida sorprenden, ya no sólo a los ganaderos sino también a la propia gente de a pie. Tanto es así que de los 30 equinos que se pondrán a la venta (8 de ellos de la Yeguada Militar de Jerez), más de la mitad iniciarán la subasta a 100 euros, una cifra cuanto menos significativa. Lo es porque solamente el mero hecho de inscribir al caballo supone un coste de 75 euros.

Aparte de los precios de salida, resulta llamativo otro hecho, que el mayor valor de inicio correspondan a dos mulas de nombres Lomea y Lomo, pertenecientes a la Yeguada Militar de Écija y que arrancarán la subasta a un precio de 250 euros.

Aunque para el público de a pie puedan resultar chocantes las cifras, para los ganaderos los precios "son absolutamente normales", apuntaba ayer Francis Lira.

Lira, propietario de una yeguada, reconoce que el mundo del caballo vive hoy por hoy una situación desconocida en la que se han abaratado considerablemente los precios de los animales. "Esto es una consecuencia más de la burbuja inmobiliaria. Antes había mucha gente con dinero que creaba su propia yeguada pagando precios altísimos por el ganado, pero eso se acabó. Esto es un mercado y si no hay demanda no hay oferta, por eso han caído tantos los precios, se ha hundido todo".

El ganadero y veterinario explica que caballos que hace cuatro o cinco años "se vendían a 10.000 euros, ahora se venden a 1.500, es así de duro, pero la realidad es la realidad. Estos que salen a subasta por 100 euros hace unos años se vendían a 1.000 euros y tenían su mercado, tenían su salida, porque son de Pura Raza Española y son aprovechables, pero ahora no. Por eso es normal que las yeguas no se cubran y que muchos caballos estén acabando en el matadero".

Esta última afirmación refleja quizás, según los entendidos, el futuro de muchos de estos treinta equinos que saldrán a la venta en subasta el próximo 19 de diciembre y que "presumiblemente acaben desiertas".

Esta noticia, la de los precios, trajo consigo ayer todo un revuelo de especulaciones en torno al futuro de estas entidades, y en concreto la ubicada en nuestra ciudad. Sin embargo, responsables del Centro Militar de Cría Caballar de Jerez reconocían a este Diario que la subasta "es una subasta rutinaria, como otras que se llevan a cabo durante el año".

Sí que habrá cambios, aunque en el estatus jurídico, a partir del 1 de enero tras la reforma de las administraciones públicas que ha puesto en marcha el gobierno central. A partir de esa fecha los Centros Militares de Cría Caballar, que como saben se dedican a la crianza, selección y mejora de los ejemplares equinos del ejército y la Guardia Real, dejarán de ser organismos autónomos para pasar al Ministerio de Interior. Así se recoge en el Real Decreto 701/2013, de 20 de septiembre, donde se especifica que "en el ámbito del Ministerio de Defensa se procede a extinguir y liquidar el Organismo Autónomo de Cría Caballar de las Fuerzas Armadas, atribuyendo las funciones y competencias que tiene encomendadas a la Secretaría General Técnica".

Esta nueva legislación afectará en Jerez a unos diez trabajadores eventuales que en principio, y a la espera de que se les anuncie cuál será su nueva situación, dejarán de pertenecer a esta institución desde el 23 de diciembre. No obstante, desde el propio Centro de Cría Caballar de Jerez se aseguraba ayer que pese a la modificación en el estatus jurídico todo se mantendrá igual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios