Jerez

La alcaldesa dice que no es excusa para "dejar de esforzarnos" y que "nos pongamos todos a llorar"

  • El PSOE de Jerez resta importancia a la subida del paro porque "nos esperábamos algo peor"

Comentarios 5

Inquietud, tristeza y desolación fueron algunos de los adjetivos a los que recurrió ayer la alcaldesa, Pilar Sánchez, para expresar sus sentimientos tras el nuevo repunte del paro en Jerez, revés que, no obstante, aseguró no puede servir de excusa para que el gobierno local escurra el bulto.

La regidora jerezana explicó ayer que las 738 familias jerezana en las que se ha perdido un puesto de trabajo "nos sirve para seguir esforzándonos para que todos los proyectos que tenemos en marcha salgan cuanto antes adelante", pues que "la crisis está haciendo estragos en todo el mundo, y por supuesto en España y en la ciudad, no nos consuela".

Tras mostrar su confianza en que las medidas anti-crisis de las Administraciones públicas empiecen también a dar resultados a partir de este mes, la alcaldesa subrayó que lo peor que podemos hacer es ponernos todos a llorar, lamentarnos y quedarnos cruzados de brazos para ver si alguien viene a resolverlo".

Desde el PSOE de Jerez, su portavoz Salvador León quiso restar importancia a la subida del paro al señalar en rueda de prensa que, aunque es "una circunstancia dolorosa ", "pensamos que iban a ser bastante peores de lo que han sido y están dentro de la tónica de todos los meses de enero".

León repasó la secuencia de los últimos años para demostrar que "enero es un mes especialmente generador de desempleo porque se amortizan las contrataciones de las campañas de Navidad" y tras recordar que la media del repunte en Jerez es menor que en la provincia, Andalucía y España, mostró su confianza en que las medidas anticrisis provoquen un "efecto tirón" en la economía jerezana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios