DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sanidad

Cinco ambulancias tienen que cubrir todas las emergencias de la ciudad

  • Hay vehículos que llegan a hacer más de 400 avisos al mes. Profesionales aseguran que la saturación es permanente y que las demoras son inevitables, sobre todo, durante el día.

Una ambulancia el pasado martes, en el lugar donde se produjo el atropello de una mujer. Una ambulancia el pasado martes, en el lugar donde se produjo el atropello de una mujer.

Una ambulancia el pasado martes, en el lugar donde se produjo el atropello de una mujer. / manuel aranda

La tardanza de cerca de una hora de una ambulancia para atender a la mujer que el pasado martes sufrió un atropello en la avenida Europa ha puesto en evidencia la escasez de medios en el transporte urgente sanitario en la ciudad. El retraso no sorprende a los profesionales del sector, quienes aseguran que la saturación es permanente y que difícilmente es evitable si no se dispone de más vehículos. En concreto Jerez cuenta con cinco ambulancias en horario diurno: una perteneciente a la empresa pública de emergencias sanitarias 061, que tiene su base en el hospital de Jerez, otras dos ambulancias también medicalizadas del dispositivo de apoyo de Atención Primaria, también llamadas DCUU (Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias), atendidas por personal de los centros de salud y dos ambulancias convencionales en las que sólo viaja el técnico conductor. En horario de noche, los recursos se reducen a cuatro ambulancias: siguen operativas la del 061, las dos DCUU, aunque en una de ellas a partir de las 22 horas y hasta las ocho de la mañana del día siguiente sólo viaja el técnico-conductor y una convencional.

El centro de coordinación del 061 es el que se encarga de priorizar, en función de su gravedad, los avisos que van llegando, mediante el filtro que realizan los médicos coordinadores. Cándido Baena, representante del Sindicato Médico en el 061, asegura que la saturación es permanente, sobre todo, en el horario de mañana y tarde, ya que estas ambulancias deben cubrir una población de 200.000 habitantes. Aunque existe otra ambulancia en La Barca para la zona rural, hay núcleos como Nueva Jarilla o La Ina que se cubren con las ambulancias de Jerez y no es inusual tener que recurrir a la que tiene su base en La Barca o incluso a la existente en Trebujena. "Los recursos son bastante limitados y las demoras como la del pasado martes no son inusuales, porque las ambulancias se encuentran ocupadas en otros servicios. Lo que ocurre es que cuando se trata de un atropello o una asistencia en la vía pública la repercusión mediática es mayor, porque mucha gente está viendo ese retraso, pero en su casa un paciente está esperando el mismo tiempo o más una ambulancia". Esta insuficiencia de medios es extensible, según Baena, a otros lugares de la provincia, como la Bahía de Cádiz o San Fernando. "Junto con Jerez es donde más problemas vemos por la elevada población". Añade que es frecuente tener avisos de urgencias en cola porque las ambulancias están ocupadas permanentemente haciendo servicios y admite que en estas fechas, el incremento de la demanda asistencial que están sufriendo los centros sanitarios por la gripe y los procesos respiratorios, principalmente, en personas mayores, también se observa en las peticiones de servicios de ambulancia.

El presidente del comité de empresa de Digamar, la concesionaria del transporte urgente y programado en Jerez, Esteban Flor, afirma que los únicos meses más tranquilos son los de verano, pero que el resto del año hay una auténtica sobrecarga de trabajo, con ambulancias que llegan a hacer al mes más de 400 servicios. "Una ambulancia que está las 24 horas del día llega a atender entre 15 y 20 avisos. Eso es muchísimo. El tiempo de respuesta nuestro es el adecuado, diez minutos, desde que recibimos el aviso, el problema es que igual el paciente lleva otros 20 minutos más esperando, porque no nos dan el aviso hasta que ven que quedamos libres de otro servicio". No obvió además que en algunos casos, los conductores de ambulancias son los que deben soportar los reproches de pacientes o familiares que llevan tiempo esperando.

En previsión de que a lo largo de este año la Consejería de Salud saque a concurso el transporte tanto urgente como programado en la provincia, el presidente del comité de Digamar señaló que han pedido participar en la comisiones de seguimiento y de elaboración del pliego de condiciones, "ya que los trabajadores somos los que conocemos la problemática del sector y lo que demanda la población". Entre sus reclamaciones, que al menos todas las ambulancias de transporte urgente lleven un técnico conductor y un enfermero o un auxiliar como mínimo como en el caso de otras ciudades. "Ahora mismo aquí no existe porque los conciertos están obsoletos, se han ido prorrogando sin mejoras y por eso queremos estar en esa comisión técnica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios