Sucedió en Jerez Los americanos buscaron petróleo en el subsuelo de Nueva Jarilla

  • En 1983 ESSO vio grandes posibilidades de encontrar ‘oro negro’ en una finca de la población

Los americanos buscaron petróleo en el subsuelo de Nueva Jarilla Los americanos buscaron petróleo en el subsuelo de Nueva Jarilla

Los americanos buscaron petróleo en el subsuelo de Nueva Jarilla

La posibilidad encontrar ‘oro negro’ en el subsuelo de unas fincas situadas en Nueva Jarilla se quedó en una mera ilusión. Todo esto sucedió desde 1983 cuando la compañía norteamericana ESSO inició trabajos para averiguar si había petróleo. Esos estudios implicaron análisis del suelo, fotos del subsuelo tomadas vía satélite e incluso se llegó a montar una enorme plataforma de prospección. Todo indicaba que encontrar el preciado líquido sería posible, según los estudios y el dinero gastado por los americanos, unos 23 millones de dólares. Incluso se creó un camino para llegar hasta la finca de unos cuatro kilómetros. Según los resultados de los análisis practicados al terreno y de las fotografías, los laboratorios de la compañía en Houston señalaban que había posibilidades de que hubiera petróleo. Al final todo quedó en una gran bolsa de gas y la localización de sal a unos 800 metros de profundidad, la cual se barajó extraer para su comercialización.

Hasta llegar a esa triste conclusión, la empresa siguió profundizando con la plataforma hasta los 3.800 metros de profundidad, donde los técnicos situaban la banda o franja de estratos donde podría encontrarse el preciado líquido. La excavación se prolongó y se llegó hasta los 5.800 metros, donde detectaron una gran bolsa de gas.

La petrolera tiró la toalla. Era el 6 de noviembre cuando todo terminó y con ello las ilusiones del propietario de la finca, de los alcaldes de la zona y de casi todo el mundo, que poco menos veía la posibilidad de que Jerez entrara en la OPEP. Toda esta movilización comportó para la petrolífera un gasto de más de 16 millones de dólares, a los que hay que sumar otros 7 millones que costó el montaje de la torre de prospección.

Muchos millones para nada, dinero que apenas si repercutió en empleo. ESSO obtuvo dos concesiones del Estado para buscar petróleo en España, en Jerez y Montilla (Córdoba). El gozo en un pozo. La aventura de Nueva Jarilla acabó en una mera anécdota. Al menos ha dejó al descubierto una bolsa de sal a 800 metros de profundidad, cuyo contenido llega al billón de kilogramos. Muy bien, pero la sal es sal y el petróleo es lo que es.

Una feria de lluvia y barro

El cambio experimentado en el parque González Hontoria en las últimas tres décadas y media pone de manifiesto la evolución que ha tenido la fiesta. Eran aquellas ferias con instalaciones permanentes de mampostería, que fueron derribadas - solo se salvaron los templetes-, pasando por el cambio del suelo, sustituyendo el alquitrán por el albero, y la innovación en los elementos decorativos como el propio alumbrado, que hoy por hoy nada tiene que ver con el de entonces. Pero la feria de 1984 tuvo un hecho diferencial y lamentable, la lluvia. La Feria comenzaba en miércoles con el izado de banderas con la presencia de una autoridad destacada. Ese año fue presidido el acto por el presidente de la Junta de Andalucía, José Rodríguez de la Borbolla. A tanto llegó la lluvia que en Jerez y sus alrededores sufrieron inundaciones, de lo que la Feria del Caballo no se escapó. Fue una edición dedicada a Cataluña, cuya representación ofreció una paella, por cierto plato típico de Valencia, para unas 3.000 personas. Capítulo aparte merecen las pruebas hípicas cuyo nivel fue muy alto, como era habitual entonces -algo que ha caído estrepitosamente-, con campeonatos internacionales de saltos con la presencia de afamados jinetes, raid hípico internacional, enganches y concursos morfológicos.

Roban 300.000 pesetas en la comisaría

Inaudito, pero sucedió. La Comisaría de Policía sufrió el robo de cerca de 300.000 pesetas en las dependencias destinadas a la obtención del carné de identidad. El o los autores no fueron descubiertos pero sí este hecho dejó ver una situación complicada en el cuerpo policial en la ciudad, que llevó incluso a una reunión entre el comisario y los responsables policiales en Madrid. Asimismo, salió a la luz una reestructuración interna.

El auge de los videoclubs

Fue el momento álgido de los vídeo clubs que proliferaron por la ciudad. Causaba furor el alquiler de cintas para ver en casa las últimas novedades cinematográficas y con una calidad en el visionado hasta entonces desconocida. Los empresarios del sector calcularon que se alquilaban entre 6.000 y 10.000 cintas al día. En la ciudad se estimaba que existían alrededor de una veintena de establecimientos.

El Rey obsequia un caballo jerezano al príncipe de Arabia Saudí

El Rey obsequia un caballo jerezano al príncipe de Arabia Saudí El Rey obsequia un caballo jerezano al príncipe de Arabia Saudí

El Rey obsequia un caballo jerezano al príncipe de Arabia Saudí

Fue en el verano de 1984, con motivo de una visita oficial del príncipe heredero de Arabia Saudí a España, cuando el Rey don Juan Carlos procedió a la entrega de un singular obsequio al heredero árabe. Un caballo jerezano de capa torda procedente de la Yeguada Militar. Fue la culminación de un acto en Madrid en el que anteriormente ofreció un espectáculo la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios