Jerez

Cómo 'bailan' las jóvenes promesas

  • La Real Escuela de Arte Ecuestre de Jerez propone diversas opciones encaminadas a cubrir la demanda formativa ecuestre · Grandes talentos del mundo del caballo han salido de esta conocida fundación

Comentarios 5

El termómetro marca los 39 grados, pero a pesar del sofocante calor, en la puerta de la Real Escuela de Arte Ecuestre se congregan numerosos turistas que esperan disfrutar del arte, la belleza y la elegancia del espectáculo "Cómo bailan los caballos andaluces". Al entrar en la Escuela ya cabalgan por los jardines los alumnos, ansiosos de que comience el espectáculo. La exhibición se lleva a cabo por y para el disfrute de los turistas pero no son sólo los caballos los encargados de esta diversión. Detrás de este maravilloso espectáculo hay muchísima dedicación y trabajo con ellos.

Jóvenes de todo el mundo sueñan con estar montados algún día encima de esos hermosos caballos, bailando, y ser uno de los mejores jinetes y amazonas. Es por ello que la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre les da la oportunidad de conseguir su sueño con la actividad formativa que proponen.

Desde sus inicios con Álvaro Domecq, la Real Escuela se ha dedicado a la formación de las jóvenes promesas del mundo ecuestre. Juan Carlos Román lleva desde 2002 trabajando como Jefe del Área de recursos y desde el mes de junio al frente de la dirección de la Real Escuela y asegura que "nosotros queremos que se conozca la fundación y sus propuestas formativas además del espectáculo".

El campo formativo de la Real Escuela ofrece 5 especialidades, dos modalidades hípicas: la equitación y el enganche y otras tres relacionadas con el mundo del caballo: mozo de escuadra, auxiliar de clínica y guarnicionería, con duración de 2 y 4 años. En este curso 2010-2011 han contado con 25 alumnos entre estas cinco modalidades. La oferta es internacional con un límite de 24 años a lo que se refiere a los cursos de formación de especialistas. En el curso escolar con duración de septiembre a junio los alumnos reciben tanto formación teórica como práctica. Cuentan con la ayuda de excelentes docentes como Rafael Soto e Ignacio Ramblas, ambos jinetes olímpicos. Para entrar en los cursos los jóvenes tendrán una formación previa en educación secundaria y bachillerato. Como la demanda supera a la oferta, los aspirantes deben superar entonces una prueba teórica, que será eliminatoria para pasar a la práctica. Esta parte práctica consistirá en una prueba de doma clásica. Además de estos cursos de especialización, se ofrece la posibilidad de recibir cursos intensivos de tecnificación ecuestre y un curso de técnico deportivo en equitación expedido por la Real Federación Hípica Española. Igualmente Juan Carlos afirma que no están cerrados a cualquier proposición de nuevas líneas de formación. Si un alumno solicita una nueva titulación ellos están dispuestos a valorar la idea.

Grandes talentos del arte ecuestre han salido de esta Escuela, figurando como jinetes en yeguadas y competiciones. La Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre es de uno de los mayores atractivos de la provincia, así como de la mejor opción formativa que se puede recibir en el mundo ecuestre. La Escuela actúa también como vínculo de inserción laboral. Selena Jiménez, responsable de los Museos, afirma que la mayoría de los alumnos suele trabajar posteriormente de lo que se forma. La Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre ya cuenta con más de 200 seguidores en su página de Facebook .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios