DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Jerez | Hostelería Vuelta a la actividad con más dudas que certezas

  • Horeca prevé una escasa apertura de terrazas este lunes y duda de la viabilidad excepto en el caso de los establecimientos de carácter familiar

Labores de limpieza en ‘El Albazano Real’, en la zona de Hipercor. Labores de limpieza en ‘El Albazano Real’, en la zona de Hipercor.

Labores de limpieza en ‘El Albazano Real’, en la zona de Hipercor. / Pascual

Horeca, la patronal del sector hostelero a nivel provincial, considera que apenas un 5% de los establecimientos (bares, restaurantes y hoteles) abrirá este lunes sus terrazas para atender a la clientela tanto en Jerez como en el resto de la provincia. El sector se plantea este ansiado momento con demasiadas reservas.

De un lado, el presidente de Horeca, Antonio de María, señala que “hay que hacer muchas cuentas para saber si con la mitad de la terraza vas a poder sacar adelante el negocio y obtener el beneficio suficiente como para poder pagar los sueldos del personal”.

Las normas dictan que las terrazas tendrán la mitad de las mesas de las que figuren en sus permisos siempre y cuando entre ellas haya una distancia mínima de dos metros. ¿Qué significa esto? Pues que la distancia prima sobre el número. Si no hay sitio ni siquiera se podrá instalar ese 50% de veladores.

La asociación insiste en que el Ayuntamiento permita la ampliación de las terrazas

De María destaca de un lado que “quienes abrirán terrazas serán aquellos negocios que dispongan de una buena superficie para instalarlas. Aquellos con poco espacio, al estar por ejemplo en una acera de escasa anchura, lo más probable será que no abran ya que el rendimiento de esas pocas mesas deberá ser espectacular para que pueda ser rentable”, añade el veterano hostelero.

Tareas de limpieza a lo largo del fin de semana. Tareas de limpieza a lo largo del fin de semana.

Tareas de limpieza a lo largo del fin de semana. / Pascual

Todo hace indicar que la mayor parte de los negocios que abrirán en el centro urbano de Jerez serán aquellos ubicados en grandes plazas o aceras, caso del Arenal, Plateros, calle Larga o Porvera, si bien donde se espera que triunfe la medida será en los bares de barrio. Los restaurantes de la ciudad, la mayor parte de ellos con escasa o nula superficie de terraza, se mantendrán cerrados o apostando por el servicio a domicilio como han hecho muchos de ellos hasta el momento en estas semanas de alarma sanitaria.

“Con la mitad de las mesas y el comedor cerrado es casi imposible sobrevivir”

“De cara al lunes -destaca Antonio de María- hemos facilitado a los asociados toda la información sobre cómo deben abrir, cuál es el actual protocolo de servicio y las observaciones que tienen que realizar para que se garantice la seguridad tanto de los trabajadores como de los clientes”. A este respecto el presidente de Horeca apunta que, por ejemplo el uso de los baños está prohibido. Dice, de un lado, que hay medidas adoptadas por el Gobierno que no se entienden, “como es este caso en concreto: el hecho de que la clientela sólo pueda acceder a los lavabos del establecimiento en caso de extrema necesidad. ¿Acaso no es ya de por sí una necedad imperiosa?”, comenta en tono jocoso.

Entre sus asociados a nivel provincial, De María considera que no llegarán a un centenar los que apuesten por abrir el próximo lunes. “La inmensa mayoría van a estar pendientes de la evolución para buscar un hilo de viabilidad del que poder tirar. Con las condiciones actuales es muy complicado. Quienes se lanzarán serán los bares regentados por matrimonios, quedando los ingresos en la unidad familiar y sin contratar a nadie ni sacar a empleado alguno de los ERTE. Si tú estás en la terraza y tu esposa en la cocina más o menos te buscas la vida, pero si tienes trabajadores es difícil, casi imposible salir aderlante en estas condiciones”.

Desde Horeca se sigue insistiendo en que el Ayuntamiento debe autorizar que los hosteleros amplíen la superficie de sus terrazas de forma excepcional sin que por ello deban afrontar un sobreprecio en las tasas. “De momento no se ha dicho, pero sería un enorme ayuda”, dice De María. “Con la mitad de las mesas y el comedor cerrado es prácticamente imposible subsistir, pero si puedes tener el cien por cien, respetando los dos metros de distancia entre mesas y aumentando tu terraza habría al menos una posibilidad”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios