Barómetro de abril

Unos 900 autónomos cerrarán en Jerez cuando acabe la prestación

  • ATA pide una ayuda de cuatro meses sin el pago de la cuota para “autónomos zombies” que no logren superar la crisis

  • Uno de cada tres autónomos facturará igual o más este año, si bien la mitad prevé cerrar el ejercicio en pérdidas 

Protesta de los autónomos de Jerez el pasado mes de febrero en el González Hontoria.

Protesta de los autónomos de Jerez el pasado mes de febrero en el González Hontoria. / Vanesa Lobo

Lo peor está aún por llegar. La sangría laboral y de empresas perdurará a la crisis sanitaria, que va a dejar a muchos trabajadores y autónomos en la estacada, aunque los efectos están “anestesiados” por los ERTE y el cese de actividad de los autónomos, lo que impide que se perciban aún en toda su crudeza.

De hecho, el último barómetro de la Federación Nacional de Autónomos (ATA) presentado este lunes señala que 193.000 autónomos, el 41% de los 470.000 que perciben en España el cese de actividad, se darán de baja cuando se ponga fin a esta prestación. En la extrapolación de los datos de la encuesta nacional a Jerez, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, estima que del orden de 900 autónomos causarán baja una vez concluyan las prórrogas del cese de actividad.

La encuesta realizada por ATA entre el 1 y el 5 de abril refleja la situación en tiempo real del colectivo, sus peticiones y las perspectivas de su negocio de cara a las próximos meses pocos días después de finalizar la Semana Santa, con un aumento generalizado de contagios y entrando en la cuarta ola de la pandemia provocada por la Covid19. Escenario en el que, a juicio de Lorenzo Amor, se mantiene la “incertidumbre” por la “lentitud de la vacunación”, y aunque en los últimos días está alcanzado cifras récord, “no vamos a llegar al nivel de inmunidad deseado en verano, por lo que hasta otoño no volverán a llenarse las calles y no se iniciará la recuperación”.

Algunos autónomos empiezan a ver ya la luz, pues pese a que la mitad del colectivo prevé una caída de facturación en el presente ejercicio, el 30% –que en Jerez sería algo más de 3.100– estima que facturará igual o más este año. Eso sí, un tercio del total cree que no recuperará los niveles de antes de la crisis hasta 2023 y cerca del 10%, que en el municipio jerezano rondaría el millar según los datos facilitados por ATA, no logrará superar la crisis. En cualquier caso, apunta Amor, esta situación no tendrá eco en la afiliación a la Seguridad Social en Jerez, que se mantiene en cifras récord, por las nuevas altas.

Lorenzo Amor asegura que "la lentitud de la vacunación prolonga la incertidumbre"

De cara a la negociación de la nueva prórroga de las medidas extraordinarias que desvirtúan las estadísticas de afiliación, el presidente de la federación nacional de trabajadores por cuenta propia reclama al Gobierno central que articule mecanismos que permita a los autónomos que cierren seguir cobrando una prestación, que al fin y al cabo es el paro de este colectivo, durante al menos cuatro meses sin tener que pagar la cuota para regularizar lo que denomina “autónomos zombies”, que “tienen trabajadores acogidos a ERTE a los que no pueden dar de alta por falta de actividad, pero tampoco la van a tener”.

El undécimo barómetro está marcado por la continuidad de las restricciones en actividades que afectan directamente a los autónomos, como hostelería y comercio. No en vano, dos de cada tres autónomos (el 63,9%) tienen algún tipo de restricciones en su negocio y algo más de la mitad (52,2%) afirma que, aunque ha abierto, está funcionando a medio gas. Además, el 11,7%, que en Jerez superan los 1.200, permanecen cerrados aún.

Por contra, sólo el 28,8% de los autónomos está abierto y funcionando con total normalidad, mientras que apenas el 1,9% reconoce estar funcionando incluso mejor que antes de la pandemia.

La encuesta apunta a una pérdida media estimada desde el inicio de la crisis de 23.400 euros por autónomo, que en su extrapolación a Jerez elevaría el descenso de la facturación conjunta al entorno de los 245 millones de euros –en España serían 75.000 millones de euros–. El sector de los eventos, ocio (ocio infantil, nocturno, cultura y espectáculos) y en menor medida, pero un número importante, el sector del comercio, figuran entre los más afectados.

Uno de cada tres autónomos sufre la morosidad tanto pública, apartado en el que Lorenzo Amor recuerda que Jerez no es precisamente un ejemplo a seguir, como privada.

El 80% de los autónomos encuestados considera claramante insuficientes las ayudas directas de 7.000 millones de euros aprobado por el Gobierno y que sólo la mitad del colectivo tiene pensado solicitar. El hecho o estar en el listado de actividades con derecho a ayudas o no haber tenido un descenso de más del 30% de la actividad encabezan los motivos esgrimidos por los que no se acogerán a esta medida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios