Bodegas

El Marco de Jerez recupera la paz y la unidad de acción

  • Las organizaciones representadas en el Consejo firman un acuerdo que desbloquea la revisión de los pliegos de condiciones tras largos años de debate y enfrenamiento

  • Establecen un periodo transitorio para la desaparición del fino de Sanlúcar y promueven una única Zona de Producción y Crianza en la Denominación de Origen del jerez 

Los responsables de Fedejerez, Bodegas de Sanlúcar, Asevi-Asaja y Cooperativas brindan ayer con el presidente del Consejo Regulador tras la firma del acuerdo.

Los responsables de Fedejerez, Bodegas de Sanlúcar, Asevi-Asaja y Cooperativas brindan ayer con el presidente del Consejo Regulador tras la firma del acuerdo. / Miguel Ángel González

Ha sido un camino largo y lleno de escollos, pero al final se ha impuesto la cordura. Las organizaciones profesionales del Marco de Jerez representadas en el pleno del Consejo Regulador han firmado este martes el acuerdo que desbloquea la revisión de los pliegos de condiciones.

El acuerdo resuelve algunas de las grandes cuestiones pendientes del sector tras muchos años de debate salpicado de discrepancias, sobre todo en los últimos tiempos marcados por el enfrentamiento, al que ahora se pone fin con la voluntad de alcanzar acuerdos que afiancen la unidad de acción sectorial y permitan impulsar las denominaciones de origen hacia el futuro, señala el Consejo Regulador en un comunicado.

En virtud del acuerdo suscrito en la sede de la institución jerezana del vino, las organizaciones se comprometen a avanzar en la actualización de los pliegos de condiciones de las denominaciones de origen Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla- Sanlúcar de Barrameda, paralizada por las diferencias previas en asuntos de calado como la coexistencia de la manzanilla y el fino de Sanlúcar, la ampliación de la zona de crianza o la regulación de los graneles. 

"El acuerdo supone una importante inyección de optimismo para un sector que debe centrar sus esfuerzos a partir de ahora en los auténticos retos de futuro, una vez que se vislumbra ya el fin de la pandemia", indica el comunicado.

Momento de la firma del acuerdo con el que se pone fin a más de una década de debate y enfrentamiento sectorial. Momento de la firma del acuerdo con el que se pone fin a más de una década de debate y enfrentamiento sectorial.

Momento de la firma del acuerdo con el que se pone fin a más de una década de debate y enfrentamiento sectorial. / Miguel Ángel González

En concreto, las organizaciones profesionales avalan la equiparación de las actuales zonas geográficas en una única Zona de Producción y Crianza, abriéndose la puerta a la crianza y expedición de vinos amparados por la Denominación de Origen en todas las localidades del Marco de Jerez (Trebujena, Chipiona, Chiclana...) y no sólo en el hasta ahora denominado triángulo de crianza formado por Jerez, El Puerto y Sanlúcar.

Del mismo modo, se establece un periodo transitorio para que la totalidad de los vinos de crianza biológica de Sanlúcar queden amparados exclusivamente por la DO Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, es decir, para la desaparición del fino de Sanlúcar.

Las partes acuerdan desarrollar una regulación específica de determinadas formas de comercialización tradicionales en el Marco y que forman parte de la oferta enoturística de nuestras Denominaciones, como son las ventas directas en los despachos de las bodegas y el suministro a tabernas y tabancos. En otras palabras, se regularán los graneles.

El acuerdo servirá igualmente para impulsar la singularidad de la Manzanilla, dentro de la unidad de acción que debe presidir el Marco de Jerez. Así, se ha acordado la modificación del Reglamento de funcionamiento del Consejo Regulador para crear una Comisión de la Manzanilla que dispondrá de una mayor competencia en el ámbito de su propia regulación, así como dotar a la DO Manzanilla de una partida específica para promoción, dentro del presupuesto anual de la institución.

En última instancia, el acuerdo incluye también la puesta en marcha de una Comisión Específica del Viñedo, que será la responsable de estudiar y proponer al Pleno las políticas relativas a la producción. Con ello se pretende poner también el foco en el ámbito vitícola de las denominaciones de origen del Marco, que afronta no pocos retos, pero en el que también se identifican oportunidades importantes.

El presidente del Consejo, César Saldaña, ha destacado la importancia de los acuerdos alcanzados y el alto nivel de responsabilidad demostrado por las organizaciones sectoriales, "cuya generosidad y visión de futuro han posibilitado un acuerdo que garantiza la unidad de acción sectorial". Según Saldaña, “a pesar de la enorme heterogeneidad que define al sector de los vinos y vinagres del Marco, en el que confluyen no sólo distintos subsectores sino también empresas de diferentes tamaños y enfoques de negocio, las organizaciones coinciden en la necesidad de un alineamiento de todos los intereses en liza, para materializar la ansiada recuperación tras la pandemia y poder afrontar con garantías los retos que nos plantea el futuro”.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios