Botellón ilegal

Denuncian vandalismo los fines de semana en la Barriada España

  • Vecinos critican que en las plazas de la zona los jóvenes siguen practicando el botellón

Comentarios 1

Los vecinos de la Barriada España están hartos. Hartos de no poder dormir ningún sábado. Según han denunciado vecinos a este medio, “los jóvenes, una vez que acaban en el botellódromo, se dirigen a una discoteca de la Barriada España y, entre tanto, continúan haciendo botellón por las calles y plazas”. Este problemas, aseguran, lleva engordando desde hace años, “lo que sucede es que últimamente está provocando serias alteraciones del orden público”. Así, por ejemplo, detallan casos de violencia de género, como fue el caso de una chica apaleada.

“Avisamos a la Policía pero camino del lugar se encontraron con una pelea que tuvieron que atender antes”. No acaban ahí los problemas. “En muchas ocasiones se dedican a romper los retrovisores de los coches aparcados, en ocasiones hasta una fila entera”. Vehículos con la música a todo volumen, botellas por todos los rincones (incluso en los patios de las casas) y orines por los rincones terminan de conformar el panorama. Los vecinos ya han llegado a pedir paz a gritos desde las ventanas, “tal es su desesperación cada sábado”. Cabe destacar que los vecinos ya denunciaron otra ola de destrozos en la barriada el pasado mes de noviembre.

Pese a todo, lo que más ansían los vecinos es poder descansar. “De forma indefectible -señala uno de los afectados- la escandalera empieza a las dos de la mañana y ya no cesa hasta las siete. Es imposible dormir. Los niños pequeños no paran de llorar por el escándalo. Es insufrible”. Los vecinos aseguran que “el Ayuntamiento sabe a la perfección lo que sucede en esta zona pues a primera hora de la mañana envía a los barrenderos para que limpien la zona. Y lo que pasa es que con el ruido de los sopladores tampoco se puede ni dar una cabezada por la mañana”.

En la Barriada España hay en la actualidad dos organizaciones vecinales, las cuales están intentando unificarse para, de esta forma, hacer presión para que el botellón (cabe destacar que es ilegal fuera de las zonas acotadas para ello) concluya. “Esta zona, siempre tan tranquila, lleva ya unos años en que se está convirtiendo en una especie de Bronx”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios