La crisis del coronavirus La venta de combustibles cae un 80% en la ciudad

  • "Si esto no mejora rápido muchos empresarios iremos a la ruina", asegura Angel Zamorano

Un empleado de gasolinera atiende a un cliente el miércoles por la mañana. Un empleado de gasolinera atiende a un cliente el miércoles por la mañana.

Un empleado de gasolinera atiende a un cliente el miércoles por la mañana.

Las gasolineras de Jerez viven una crisis sin precedentes como consecuencia de la pandemia de Covid 19. Según apunta el jerezano Ángel Zamorano, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Estaciones de Servicio, “las ventas se han desplomado de una forma brutal. En estos momentos ciframos dicho descenso de ventas en un 80%”. Este porcentaje supone que los negocios “ni siquiera están cubriendo gastos y están acumulando pérdidas desde que comenzó el estado de alarma”. Situación aún más grave se vive en las estaciones de servicio del ámbito rural. “Las gasolineras de un ámbito urbano apenas venden un 20% de lo que solían, pero es que en las de los pueblos el descenso de ventas ha alcanzado el cien por cien ya que no se mueve nadie absolutamente”.

Las estaciones de servicio están consideradas como un sector estratégico por el decreto regulador del estado de alarma por la pandemia del coronavirus. Por tal motivo estos empresarios no pueden acogerse a ningún expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) ya que se les considera necesarias para que la poca actividad que se sigue desarrollando en el país pueda seguir adelante.

Angel Zamorano recuerda que “nuestro sector está padeciendo tanto el problema como el riesgo”. Apunta que en la ciudad hay medio centenar de estaciones de servicio activas y que en el total de las mismas trabajan unos 200 empleados, “personas que están al pie del cañón en unos momentos tan difíciles y, por desgracia, no se les está reconociendo su labor como con otros colectivos sociales”. A nivel estatal, en España trabajan en las estaciones de servicio más de 53.000 empleados.

La preocupante situación que vive el sector se resume, según Angel Zamorano, en una frase: “Si la sociedad se para nosotros nos paramos Es imposible mantener la actividad”. En sus cálculos se revela que los empresarios del sector suelen tener entre un 5 y un 8% de beneficio cuando funcionan al cien por cien. Trabajando a un 20% las pérdidas son enormes.

Las previsiones del presidente provincial de los empresarios de las gasolineras no son precisamente halagüeñas: “Si esto no mejora de forma rápida muchos iremos a la ruina. Ninguna empresa en el mundo es capaz de aguantar esta situación”.

El poco negocio que están haciendo en la actualidad está relacionado directamente con el sector de la construcción, un sector “que también ha pedido para por la crisis del coronavirus”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios