Jerez

La carretera de La Cartuja reaviva el PGOU

  • La Delegación de Urbanismo tramita el desarrollo de unos 358.000 metros cuadrados junto a la hijuela de Geraldino donde se proyectan más de 1.330 viviendas

Terrenos en las inmediaciones de la carretera de La Cartuja que forman parte del sector urbanístico Geraldino.

Terrenos en las inmediaciones de la carretera de La Cartuja que forman parte del sector urbanístico Geraldino. / pascual

Los más de 8,4 millones de metros cuadrados que el Plan General de Ordenación Urbana aprobado en 2010 declaró urbanizables se toparon con la mayor crisis que ha vivido un sector que, hasta entonces, no había conocido límites. El estallido de la burbuja inmobiliaria se llevó por delante cualquier pretensión de poner en carga grandes bolsas de suelo aunque hubo dos intentos. El primero fue en el Mirabal, una extensión al este de la ciudad que ha acabado con una urbanización a medias y una promoción de viviendas paralizada, y el segundo en Los Villares 2, unos suelos rústicos en la carretera de Trebujena en los que no se llegó, ni siquiera, a culminar la tramitación administrativa.

Ahora, en un contexto donde se aprecia cierta recuperación del sector, se produce un tercer intento. La Delegación de Urbanismo está tramitando actualmente el plan parcial Geraldino, una bolsa de suelo de más de 358.000 metros cuadrados situada en la margen derecha de la carretera de La Cartuja (A-2004), concretamente entre las inmediaciones del Puente de Cádiz y la urbanización La Cartuja, donde se proyectan un máximo de 1.335 viviendas, de las que 536 serán de protección oficial. Ahora bien, esto no quiere decir que en breve se podrán ver grúas de construcción en este enclave de la zona sureste de la ciudad porque la tramitación administrativa no ha hecho más que empezar.

En torno al primer trimestre del año, la Delegación de Urbanismo remitió el plan parcial (el documento que establece la ordenación pormenorizada de un desterminado suelo) a la Junta de Andalucía para su evaluación ambiental. La planificación ya cuenta visto bueno inicial del organismo autonómico aunque ha establecido una serie de correciones, entre ellas la obligatoriedad de respetar el trazado y el ancho de una vía pecuaria que discurre por las inmediaciones del ámbito -la cañada Pino Solete-. Por lo tanto, el documento vuelve a la Delegación de Urbanismo para que se acometan las correcciones neceasrias y, por ende, aprobarse.

El documento que tramita Urbanismo modifica ligeramente al alza los parámetros urbanísticos establecidos en el PGOU. Así, de las 1.272 viviendas marcadas en el planeamiento se pasará a 1.335. El 55% de la edificabilidad total irá destinada a viviendas de tipologías colectivas (pisos) mientras que un 33% será para unifamiliares. Se reservan, además, unos 19.300 metros cuadrados para usos comerciales y terciarios.

Una vez el plan parcial tenga el visto bueno definitivo, se emprenderán otros trámites. Por un lado, se tend´ra que crear la junta de compensación del sector por parte de los propietarios y elaborar los pertientes proyectos de reparcelación y de urbanización. Eso sí, la novedad de este procedimiento es que desde 2013 la Delegación de Urbanismo no tramitaba un plan parcial de edificabilidad mayormente residencial. Geraldino es una de las 12 grandes bolsas de suelo en el núcleo urbano que el planeamiento declaró urbanizables en 2010, unas 17.300 viviendas que siguen esperando tiempos mejores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios