Ronda Sur

La ciudad sin circunvalación

  • La Ronda Sur, la encargada de cerrar el anillo de viales alrededor de Jerez, deberá esperar hasta la próxima década. Se cumplen diez años desde que se redactó el proyecto 

La ciudad sin circunvalación La ciudad sin circunvalación

La ciudad sin circunvalación / J. A. ALVAREZ

Hace ahora justamente diez años que era adjudicada la redacción del proyecto de la Ronda Sur, el cual sería realizado por la empresa Apia XXI. Ni los plazos (la obra ni se ha iniciado) ni los costes previstos valen ya para nada. La Ronda Sur está llamada a ser la obra pública que termine de cerrar la incompleta circunvalación de Jerez, como si de una especie de M-50 se tratase, ya que pasará a considerable distancia de la ciudad. Es la pieza que falta para cerrar el anillo alrededor de la mayor ciudad de la provincia de Cádiz. El objetivo de la misma venía a ser unir la Ronda Oeste con la autovía A-381 (Jerez-Los Barrios) y la autopista de peaje Cádiz-Sevilla (AP-4) a su paso por La Cartuja. Básicamente, y a grandes rasgos, la referida carretera de cuatro carriles (dos en cada sentido) pasaría por la cara norte de la Sierra de San Cristóbal, se dirigiría hacia la zona de El Portal (donde salvaría el río Guadalete y la vía férrea con un viaducto) y se encaminaría hasta el nudo que conforman ambas carreteras (la AP-4 y la A-381) frente al monasterio cartujo. Todo ello teniendo en cuenta dos factores. De un lado no coartar el crecimiento de Jerez por la zona de la Hijuela del Carrillo y, de otro lado, ayudar a la barriada rural de El Portal a contar con una zona explotable desde un punto de vista industrial, pues quedaría perfectamente ubicada como punto logístico.

Hace diez años se consideraba que en poco menos de dos años de obras la carretera estaría concluida. El proyecto, que estuvo sujeto a revisiones, concluyó lo siguiente: la vía tendría una longitud de 15,3 kilómetros y costaría más de 100 millones de euros hacerla. Los datos del proyecto fueron ilusionantes hace diez años pero desde entonces duermen un sueño en el que el impacto de la crisis económica hizo de somnífero. El Parlamento le dio largas.

El proyecto consideraba necesaria la construcción de cuatro enlaces, un viaducto de unos 600 metros, un puente de veinte metros, cuatro pasos inferiores bajo la carretera, seis pasos superiores sobre la misma y otra veintena de obras de drenaje para aliviar las aguas y que éstas no supusieran riesgo alguno para el tráfico. Es reseñable que dicha carretera se levantará sobre unos terrenos especialmente inestables debido a la cercanía del río y de las no muy distantes marismas de la Bahía de Cádiz.

Años después, vistos los retrasos, la propia administración autonómica reconoció que la Ronda Sur deberá esperar por lo menos hasta la década de los años 20 del siglo en curso. La obra como tal no ha sido incluida en el denominado cuatrienio 2016-2020. Hace unos años la Junta de Andalucía la consideró “una obra a largo plazo cuya ejecución está sujeta a evolución financiera”. Y la evolución de los ‘dineros’, como es sabido, no es la más favorable en estos años que corren.

Tirando de hemeroteca se pueden conseguir curiosos datos. Como por ejemplo que ya en marzo de 1995 (es decir, hace 23 años) se indicaba desde Jerez que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) debía tener prevista “la adecuada continuidad de la carretera C-440 (carretera de La Cartuja) en dirección a Algeciras”. Tres años más tarde, en octubre de 1998, se adjudicaba el proyecto y se barajaban dos alternativas más al sur que la propuesta en el PGOU de 1995. Fue ya en mayo de 2000 cuando la Junta propone que la Ronda o Variante Sur pase por la Cañada del Carrillo.

Como ha quedado señalado, el impacto de la crisis provocó que el proyecto, pese a estar redactado, se desinflara. Tan sólo queda esperar al próximo cuatrienio de obras de la Junta para ver si Jerez, al fin, cierra su anillo de carreteras circunvalatorias. Es importante porque, en la actualidad, todo el tráfico pesado en dirección a Algeciras debe pasar por vías de escasa capacidad. Y no debe olvidarse que el de Algeciras es uno de los mayores puertos de mercancías de Europa. Y hay que aprovecharlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios