Accesibilidad

¿Pueden usar los carritos infantiles el ascensor de Correos?

  • Una jerezana denuncia las barreras físicas que siguen existiento para acceder al edificio de la calle Cerrón

Imagen de los dos niños de la denunciante ante el ascensor del Correos que no pudieron usar. Imagen de los dos niños de la denunciante ante el ascensor del Correos que no pudieron usar.

Imagen de los dos niños de la denunciante ante el ascensor del Correos que no pudieron usar.

La respuesta es no.

En el acceso al edificio de Correos en Jerez por la calle Cerrón existen unas escaleras y un ascensor para minusválidos en el que queda claramente indicado, en un papel, que el acceso es sólo para minusválidos junto a un botón de accionamiento y las instrucciones de uso.

Una jerezana, Veroca Jeixa, ha planteado a través de este periódico y de las redes sociales su queja, cuando necesitaba acceder al edificio con un carrito de niño (doble) y no pudo hacerlo. Esto es lo que escribió: 

"Pues esto es lo que te encuentras cuando quieres acceder a la central de Correos de Jerez de la Frontera en pleno centro de la ciudad.... Te quedas sin entrar porque, según el seguridad, el elevador sólo está habilitado para discapacitados. Primero me dice que el carro no entra, ¿perdón? Mide 65 centímetros, lo mismo que una silla de ruedas en todo su ancho. Luego que si las barandillas están averiadas y el carro no entra por debajo... la verdad es que no lo entendía".

Añade Veroca: "Una de dos: no funcionaba en general o no tenía ganas de trabajar porque yo no le terminaba de entender. Y le digo: ¿Entonces cómo accedo?" Y hace un gesto subiendo los hombros, y fue a decirme que dejara a los niños a la entrada y no le deje terminar: "¡Ni hablar! ¿Está usted cuerdo? Dos niños de once meses y medio..."

"Me planto -añade- y le digo que no me voy sin atender. Y ha salido un empleado de Correos al portal a atenderme, el cual me dice que no se puede hacer nada. Que como mucho el seguridad se ofrece a ayudar a subir el carro con los niños montados (8 escalones y subir un carro de 13 kilos más 9 kilo de cada niño...). Por cierto, el seguridad no se me ofreció en ningún momento".

Dice esta jerezana que se siente "indignada y triste. Según ellos no hay solución. Pues yo creo que en el siglo en que vivimos, todo tiene solución, en cuanto a barreras físicas nos encontremos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios