Cofradías Bondad y Misericordia regresó a sus orígenes en la iglesia de San Juan de Dios

  • El Señor Cautivo acudió ayer a la basílica de la Merced con motivo de un Vía Crucis extraordinario

Comentarios 1

La jornada de ayer sirvió para que la hermandad de Bondad y Misericordia regresara a sus orígenes en la barriada de San Juan de Dios. Fue a las cinco de la tarde cuando el Señor de la Bondad salía del santuario de San Juan Grande para acudir y recibir culto a partir de ayer, en la parroquia del barrio donde nacía hace años esta corporación nazarena. Por tanto se trata de una fecha que ya los cofrades del Jueves de Pasión tendrán de por vida en su retina al cumplirse este hecho histórico.

Por otro lado, el Señor Cautivo de la hermandad del Amor, acudió en la tarde noche de ayer a la basílica de Nuestra Señora de la Merced a cumplimentar y cerrar este año jubilar mercedario en nuestra ciudad. Se hizo con motivo de un Vía Crucis extraordinario que la hermandad del Martes Santo está celebrando al cumplirse cincuenta años de la hechura del Señor con las manos atadas y que hiciera el imaginero carmonense Antonio Eslava Rubio. Hoy, el Señor estará en besamanos durante toda la jornada en la capilla del Amor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios