Jerez

El cierre de camas provoca trasvases de enfermos al margen de sus patologías

  • Satse advierte de los riesgos de que los pacientes se vean obligados a ingresar en cualquier servicio

El hospital ha cerrado ya la planta de Digestivo, que viene a unirse así a las camas de Infecciosos que quedaron inhabilitadas el pasado día 1. Los pacientes ingresados en Digestivo, un total de 14, fueron trasladados a la segunda planta del hospital Materno-infantil, con 26 camas, que en un principio, según indicó el Sindicato de Enfermería (Satse), estaba prevista para los pacientes de la planta de Medicina Interna, otra de las que se cerrarán durante el verano, pero que ayer continuaba abierta porque sus 34 camas permanecen ocupadas e incluso hay pacientes de esta especialidad diseminados por otras unidades.

Esta es una de las consecuencias de los cierres: el trasvase de enfermos de unas unidades a otras independientemente de su patología. Por ejemplo, en Traumatología han tenido que ser hospitalizados pacientes de Medicina Interna. "Ya hemos denunciado en reiteradas ocasiones que este tipo de pacientes, en referencia a los de Digestivo, Cardiología o Medicina interna, no entienden de julio, agosto o septiembre. En su mayoría son enfermos crónicos que ingresan cuando su enfermedad de base se reagudiza", afirman desde Satse. "Los pacientes de cada especialidad tienen sus peculiaridades y sus cuidados. Por eso de manera habitual se encuentran repartidos con este criterio, no hace falta que expliquemos a la población lo que supone que este tipo de pacientes se vean obligados a ingresar en cualquier unidad". Advierten además de la intención del SAS de cerrar en agosto otras 16 camas, esta vez de Otorrino y Urología. "Aunque la operatoria de estas especialidades disminuye, las urgencias como es natural continúan".

El sindicato lamenta que ni siquiera se pueda hablar como tal de un plan de vacaciones, en el sentido de que en realidad, la planificación ha sido más bien escasa, y asegura que si se sale adelante es "gracias al esfuerzo que realizan los profesionales de Enfermería cada año. Los profesionales de estas unidades o están de vacaciones o están supliendo a compañeros de otras unidades que están de vacaciones y los servicios que se abren de forma imprevista sólo cuentan con personal temporal que, aunque ponen todo de su parte, no tienen la misma experiencia".

Otra de las situaciones que critican los representantes de los trabajadores es que las endoscopias digestivas y respiratorias se están haciendo provisionalmente en la unidad de hospitalización de Digestivo, "con la excusa de la reforma que se va a realizar para una ampliación de ambas". Según denuncia Satse, el lugar donde en un futuro se ubicarán las endoscopias respiratorias, las antiguas consultas de Oftalmología, está cerrada desde hace más de dos años. "Si existiera planificación, esta zona hubiera sido arreglada hace mucho tiempo y no se encontrarían ahora dos servicios que nada tienen que ver con la hospitalización, como es la realización de una endoscopia, situados de esa manera 'provisional' en una zona donde lo que hay son habitaciones y se hubiera evitado el cierre de las 37 camas de Digestivo".

Satse manifestó ayer que desde antes de conocer el plan de vacaciones ya se advirtió a la dirección del hospital sobre los problemas que acarrearía el cierre de tantas camas y más aun de plantas médicas. "Todos los veranos los pacientes del hospital de Jerez y todos sus profesionales padecen la mala planificación de la administración y todos los veranos llegamos a octubre gracias al trabajo de muchos profesionales serios que están detrás, que ven cambiados sus turnos de trabajo de un día para otro e incluso su sitio de trabajo con el estrés que eso conlleva".

De momento, debido a que todavía no se han podido cerrar todas las camas previstas, el servicio de Urgencias no está sufriendo la presión de un elevado número de pacientes pendientes de ingreso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios