Jerez

Una ciudad que no se quedó en la parra

  • El 8 de septiembre se cumple el 40 aniversario del primer vuelo que conectó Jerez con Madrid gracias a la compañía Aviaco, absorbida por Iberia

Con las Fiestas de la Vendimia como excusa, los gobernadores civiles del movimiento en 1975 decidieron que el día 8 de septiembre era el idóneo para inaugurar el ansiado vuelo Jerez-Madrid-Jerez, conectando por fin la provincia con la capital estatal. El modelo de avión, bautizado como 'Hernando Soto' y amadrinado por la entonces princesa doña Sofía, llegó esa mañana desde la capital hasta el aeropuerto de La Parra en un viaje inaugural presidido por personalidades de la época, entre los que se encontraban el ex ministro de Información y Turismo, Fernando Liñán y Zofio. Junto a ellos, acudieron "muchas personas que deseaban conocer Jerez y no han dudado en tomar el primer vuelo directo para acercarse a las bodegas". Así recogió el desaparecido diario 'La voz del sur' la buena nueva para la ciudad, que en portada y a cuatro columnas recogía: "Quedó inaugurada la línea aérea Madrid-Jerez/Cádiz". Hasta este momento, La Parra nunca había sido pisado por la gran aviación comercial.

 

La compañía encargada de llevar a cabo esta proeza fue Aviaco, aerolínea española que terminó siendo nacionalizada y absorbida posteriormente por Iberia. El modelo de avión que realizó los primeros viajes de conexión entre Jerez y Madrid fue un Douglas DC-9 matriculado como EC-CLD, un birreactor de 27,25 metros de envergadura. Estas máquinas tenían una capacidad para llevar hasta 110 pasajeros y los billetes suponían un coste de 2.723 pesetas (16,31 euros) para turistas o 3.179 pesetas (19,11 euros) en primera clase. Los primeros servicios de esta nueva línea aérea tenían programada su salida a las 20,05 horas, aunque a partir de octubre de ese mismo año se adelantó a las 18,05.

 

Las páginas interiores que cubrieron esta noticia en 'La voz del sur' recogen fotografías de los distintos alcaldes de la provincia y altos cargos de Aviaco, así como del aún régimen franquista durante la presentación. Como anécdota, este diario recoge que el día 8 de septiembre, después de aterrizar en La Parra, la compañía decidió hacer dos vuelos de presentación "sobre el contorno de Jerez, El Puerto, Cádiz, San Fernando, Medina Sidonia, Arcos y nuevamente el sector jerezano (…). Era simpático ver a los alcaldes de las poblaciones mencionadas echándose piropos sobre sus respectivas poblaciones. Cádiz, por supuesto, se llevó el aplauso de todos. El vuelo del 'Hernando Soto' sobre la playa de la Victoria supuso algo así como un sueño colectivo". El vuelo de inauguración de la línea estuvo pilotado por el comandante Ramón Anguera junto al segundo piloto jerezano José Antonio Salmerón.

 

Una de las imágenes que acompañan a la noticia es la del entonces alcalde de Jerez cogiendo unos billetes a un matrimonio de ancianos que contrajeron matrimonio horas antes en el entonces asilo jerezano 'El Madrugador'. La compañía Aviaco les regaló los billetes de ida y vuelta para que disfrutaran de una segunda luna de miel.

 

La buena aceptación de estos vuelos llevó a que los viajes fueran cada vez más regulares y demandados, por lo que en el invierno de 1977-1978 se pasó a dos vuelos diarios, con salidas de Madrid a primera hora de la mañana y a primera hora de la tarde. En 1984 ya había cuatro vuelos diarios a la capital. El aeropuerto de La Parra también tuvo que remodelarse para poder atender estos vuelos, por lo que se amplió la terminal existente en la época cubriéndose la pérgola del lado aire, además de unos pequeños barracones para las compañías Aviaco, Avialsa y Saasa.

 

Cabe recordar que hubo hasta dos intentos fallidos para realizar la conexión aérea entre Jerez y Madrid en la década de los 70. El logro conseguido en 1975 fue gracias al empeño de instituciones, entidades y personas como la Diputación provincial, las extintas cajas de ahorro de Jerez y Cádiz, la Fundación Domecq y Ramón Guerrero, jerezano y primer delegado de Aviaco en la provincia, además de consejero de la compañía aérea.

 

La ceremonia inaugural concluyó en Barajas cuando el 'Hernando Soto' aterrizó sobre las nueve y media de la noche. Este éxito fue brindado por una copa de jerez que ofreció a los pasajeros, precisamente, el Consejo Regulador. Ramón Guerrero, el delegado jerezano de Aviaco, fue el encargado de protagonizar el brindis final haciendo hincapié en la expansión del aeropuerto jerezano. Un crecimiento que no se hizo esperar mucho, ya que la oferta en el aeropuerto jerezano volvió a incrementarse tan solo un año después de la conexión con la capital española. En 1976, el avión bautizado como 'Jerez-Xérès-Sherry' llegaba desde las tierras albarizas hasta Barcelona. Ya en 1978 se incorporó a los servicios del transporte aéreo la compañía Iberia para realizar vuelos regulares con Palma de Mallorca, Valencia, Tenerife y Las Palmas.

 

Estas conexiones llevaron a la onsolidación del tráfico aéreo de las instalaciones jerezanas, un proceso que llevó a Aena a iniciar en 1991 la renovación del aeropuerto de La Parra con una inversión superior a los 2.710 millones de pesetas. Ya en 1992 se inauguraron el nuevo edificio terminal y las instalaciones complementarias, marcando un punto de inflexión en la historia de la infraestructura que se volvería a vivir entre 2005 y 2010 con su segunda transformación para atender a cerca de tres millones de pasajeros anuales. Para poner estos números en valor hay que tener en cuenta que por el pequeño terminal de 1975 -hoy día es un almacén- pasaron un total 26.000 pasajeros en ese, el primer año que se abrió el tráfico civil hace ahora cuarenta años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios