Jerez

La "mezcla pedagógica" que ha revolucionado el colegio de sordos

  • Dos profesores del centro de educación especial reinventan sus clases en tutoriales online durante el confinamiento

Sánchez y Brenes enseñan medidas higiénicas para prevenir contagios por el Covid-19 en uno de sus vídeos. Sánchez y Brenes enseñan medidas higiénicas para prevenir contagios por el Covid-19 en uno de sus vídeos.

Sánchez y Brenes enseñan medidas higiénicas para prevenir contagios por el Covid-19 en uno de sus vídeos.

La crisis del Covid-19 ha supuesto un gran reto para la comunidad educativa, pasando de las clases presenciales a un sistema online en el que alumnos, profesores y las familias en general han tenido que poner su granito de arena para sacar el curso adelante. No ha sido tarea fácil pero se ha conseguido, y en algunos casos, se ha superado de forma extraordinaria.

Uno de los ejemplos de que querer es poder es el Centro de Educación Especial de Sordos. Los profesores Carmen Brenes y Jesús Sánchez han revolucionado la comunidad educativa con un proyecto que ha superado todas las expectativas: no sólo han conseguido mejorar las habilidades sociales de sus alumnos, sino también las curriculares. ¿Cómo? A través de tutoriales en los que mezclan lengua de signos, pictogramas e imágenes visuales.

“Somos profesores que estamos en el programa de transición a la vida adulta laboral. Estos niños están entre los 16 y 21 años, es la última etapa obligatoria del sistema educativo para los chicos con necesidades educativas especiales. Son chavales con discapacidades severas. Cuando comienza el confinamiento vemos que los docentes mandan las tareas de forma online, pero estos niños tienen discapacidades asociadas, como autismo, discapacidad cognitiva severa..., y sobre todo son sordos, así que en la comunicación había un hándicap importante”, relata Brenes.

“La solución era comunicarnos a través de tutoriales y vídeos. Teníamos claro que la información debía llegar a través de la vía visual. Nos pusimos en marcha, nos convertimos en actores y empezamos con lo mismo que en el centro: hábitos del hogar, cocina, manualidades, reciclaje... todo a través de vídeos tutoriales”, recuerda la profesora.

Brenes y Sánchez iniciaron así un camino con muchas dudas, pero el resultado ha sido increíble: “Los misterios de la educación especial. No sabemos cómo y ni por qué, pero hay niños que han evolucionado muchísimo, no sólo a nivel emocional sino también a nivel curricular. Al final ha resultado más efectivo que las clases presenciales”.

“Ha superado nuestras expectativas, tanto las del colegio como las de las familias, que también se han implicado muchísimo. Ha sido muy satisfactorio y bonito”, subraya Brenes. La profesora añade que “nos hemos unidos padres, alumnos y profesores, y ha sido una experiencia increíble. Hemos disfrutado especialmente del proyecto, una mezcla pedagógica que ha llegado a los alumnos. Estamos muy contentos, es una nueva línea de trabajo que desconocíamos”.

Por su parte, el director del colegio, Joaquín Herrero, alaba la labor de estos maestros y reconoce que “algo que parecía absolutamente imposible, no sólo se ha convertido en una realidad, sino que nos ha abierto nuevas vías de trabajo. Vías que seguro vamos a aplicar no sólo ahora, sino en el próximo curso”.

“Hemos aprendido cosas que vamos a seguir utilizando cuando se ‘normalice’ todo y tengamos una docencia totalmente presencial, porque hemos descubierto otra forma de llegar a nuestros alumnos” , remarca el director. Desde el colegio subrayan que “para nosotros, si tenemos que buscar la parte positiva al Covid ha sido redescubrir otro tipo de docencia, que pensábamos que era imposible. Yo no confiaba del todo en la forma de trabajar con los alumnos de forma telemática, pero ha sido fantástico”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios