Jerez

Otros tres comercios deciden abandonar el centro de la ciudad

  • Káhyra echó el cierre el pasado 26 de junio y Calzedonia y Equivalenze harán lo propio este mes

Esquina de la tienda Káhyra situada en la calle Medina, frente al Teatro Villamarta. Esquina de la tienda Káhyra situada en la calle Medina, frente al Teatro Villamarta.

Esquina de la tienda Káhyra situada en la calle Medina, frente al Teatro Villamarta. / Vanesa Lobo

Comentarios 4

Las grandes marcas continúan abandonando el centro de Jerez, debido a que "cada año acude menos gente", según estudios anuales de los propios comerciantes. Káhyra, comercio de bisutería y ropa femenina situado frente al Teatro Villamarta, fue la última tienda céntrica en echar el cierre el pasado 26 de junio. Esta huida puede hacer pensar que la conocida marca española está pasando por malos momentos económicos, aunque no es así, ya que este cierre viene precedido de la falta de público que el centro está padeciendo en los últimos años. De hecho, esta marca continúa manteniendo una tienda en el Centro Comercial Área Sur.

Káhyra fue la última en cerrar, pero no la única. Hace escasos días, antes de comenzar con la temporada de rebajas, la conocida marca de Inditex, Pull&Bear, también decidió poner fin a su estancia en el centro de la ciudad. Meses antes también lo hicieron otras firmas conocidas como Lefties, Massimo Dutti, Bershka o Mango, entre muchas otras.

La presidenta de Acoje, Nela García, asegura que cada cierre tiene motivos diferentes

A esta oleada de abandonos, también se suman la cadena de lencería y ropa de baño Calzedonia y la franquicia de perfumes Equivalenza, ambas situadas frente a frente en la calle Larga. La primera confirma su cierre el próximo día 14 y Equivalenza se encuentra actualmente en liquidación de sus productos hasta finales del mes de julio que eche el cierre definitivamente.

El motivo no es otro que la desaparición progresiva de público cada año, algo que notan los comerciantes y que "hace inviable y poco rentable mantener económicamente una tienda", explica una de las trabajadoras de Calzedonia. Ésta afirma que la empresa, tras once años de actividad en el centro, "ha luchado en los últimos meses por no cerrar. De hecho, hasta el último momento, la cadena no quería marcharse, pero ya resultaba imposible".

Una zona céntrica que cada año está más desolada, en cuanto a comercios se refiere, "en parte porque no se ha promovido de ninguna forma", cree una de las empleadas de Calzedonia.

Ante esta alarmante situación la presidenta de Acoje, Nela García, considera que "cada cierre viene precedido de diferentes circunstancias y no todas las tiendas que se marchan, lo hacen realmente porque al centro no acuda gente, sino porque se encuentran en otros planes de expansión o porque les conviene echar el cierre de tiendas físicas para ahorrar costes. También van a cerrar dos tiendas más por motivos de jubilación", explica.

Según García "el problema principal es que en Jerez existe poca renta per cápita, pero es una de las ciudades con más superficie de comercios".

A pesar de este problema generalizado, la presidenta de Acoje también cree que "el centro está sufriendo un terremoto, al igual que lo sufrió hace años con la llegada de las grandes marcas y los cierres de los pequeños comercios". García apuesta "por todos los comercios que seguimos, que son más que los que se marchan, pero haciendo hincapié en la mejora de los servicios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios