Vinos de Jerez

Comienza la vendimia del marco de Jerez

Vendimia mecanizada en la viña Montegilillo del Grupo Caballero, en la zona norte de Jerez.

Vendimia mecanizada en la viña Montegilillo del Grupo Caballero, en la zona norte de Jerez.

El buen tiempo, con predominio de vientos de poniente y temperaturas por debajo de los 40 grados, hacía pensar que el inicio de la vendimia se retrasaría algunos días respecto a las previsiones iniciales, que apuntaban a la segunda semana de agosto como fecha del comienzo de la campaña.

La uva seguía su proceso de maduración, favorecido por las blanduras nocturnas con las que va ganando peso, pero las condiciones climáticas de los distintos pagos del Marco difieren bastante en función de su proximidad al mar, lo que depara el adelanto de las viñas situadas más al interior, caso de la Finca Montegilillo, del Grupo Caballero (Lustau), que este martes ha dado el pistoletazo de salida a la vendimia del jerez de 2023.

La uva de Montegilillo se vinifica en el lagar de la Cooperativa Católico Agrícola de Chipiona, el primero por tanto que entra en funcionamiento para la molturación de uva Palomino con destino a la elaboración de vinos de Jerez amparados por la Denominación de Origen.

Y los primeros kilos, del orden de 150.000 kilos cosechados con vendimiadoras mecánicas a primeras horas de la mañana de este martes, superan los 11 grados baumé -alcohol potencial- e incluso llegan a los 11,5 -la DO jerezana exige un mínimo de 10,5 grados para empezar la vendimia-, además de presentar un estado “muy sano”, explica el gerente de la cooperativa chipionera, Francisco Lorenzo.

Así lo corrobora el director general de Grupo Caballero, Luis Luengo, al destacar que, desde el punto de vista sanitario, “la uva viene estupenda este año”. El responsable de la firma bodeguera explica que la decisión de iniciar ya la vendimia responde a que la uva estaba en su punto óptimo, con grado suficiente y esperar más suponía asumir el riesgo de perder peso si se encadenan varios días de levante o cae una tormenta de verano.

Recepción de la uva en el lagar de la Cooperativa Católico Agrícola de Chipiona, el primero en funcionamiento en el marco de Jerez. Recepción de la uva en el lagar de la Cooperativa Católico Agrícola de Chipiona, el primero en funcionamiento en el marco de Jerez.

Recepción de la uva en el lagar de la Cooperativa Católico Agrícola de Chipiona, el primero en funcionamiento en el marco de Jerez.

Arranca, por tanto, otra vendimia temprana, aunque no tan madrugadora como la del año pasado, en el que Bodegas Fundador abrió la espita por primera vez en el marco de Jerez a finales de julio. A diferencia de ahora, una ola de calor, con cerca de veinte días consecutivos por encima de los 40 grados, precipitó el arranque de la campaña de 2022, la cuarta consecutiva con una cosecha corta, como la que también se espera este año, aunque menos acusada.

En el caso de Grupo Caballero, Luengo cree que la producción final será un “pelín mejor” que la del año pasado, si bien en el último pleno del Consejo Regulador, celebrado la semana pasada, la previsión de los operadores del sector apuntaba a un aumento de entre el 15 y el 20%.

El sector mantiene tanto su previsión de cosecha como la idea de que la vendimia se generalizará en el marco de Jerez entre la segunda y la tercera semana de agosto siempre que, tras el inicio oficial de la campaña, no cunda el pánico entre el resto de viticultores y bodegas con viñedo en propiedad, como ocurrió en 2022, hay que insistir en que en condiciones meteorológicas muy adversas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios