Jerez

El complejo deportivo de El Pinar La Pita cumple tres años cerrado

  • La asociación vecinal lamenta la suciedad y la acumulación de matojos Se queja de que en el parque infantil hay "hasta garrapatas"

El presidente vecinal de El Pinar, Manolo Cazorla, recuerda con tono irónico las palabras de la delegada de Medio Ambiente, Felisa Rosado, cuando señaló que "el recorte en Urbaser no afectará a la prestación del servicio, eso dijo. Vamos, que se pase por la barriada, a ver si lo mantiene", apunta el líder vecinal. Cazorla no se explica cómo "se ha permitido que una zona como ésta se vea deteriorada de esta forma, y es que en general, nunca he visto Jerez tan sucio como ahora".

A los problemas de limpieza viaria se le une, según el presidente del barrio, la acumulación de malas hierbas en el entorno del complejo deportivo El Pinar-La Pita, instalaciones que, por otro lado, cumplen ya tres años cerradas al público. "Hace tiempo tomé la decisión de que no se podía entrar allí por el riesgo que correrían los jóvenes. Y parece que al Ayuntamiento le importa bien poco que a día de hoy sigan sin poder utilizarse", lamenta Cazorla. En este sentido, cabe puntualizar que el centro de barrio se encuentra dentro del perímetro de este complejo, por lo que al abrir la asociación vecinal muchos aprovechan para entrar en las pistas deportivas. "Nosotros abrimos la verja para acceder al centro de barrio, y como veíamos que entraban personas a jugar a las pistas, nos hemos visto obligados a colocar un cartel en la entrada explicando que las asociaciones no nos hacíamos cargo de lo que puede ocurrir dentro del complejo", señala el presidente de El Pinar.

Los vecinos lamentan que en estos meses de vacaciones "hay muchísimos jóvenes que disfrutarían de estas pistas si éstas estuvieran en condiciones, porque lo que hay ahora es una porquería, vamos, las porterías están para sembrar papas". Lo cierto es que el escenario que presenta el complejo está bien lejos de lo que deberían ser unas instalaciones deportivas para la ciudad: muros rajados, verjas rotas, porterías en muy mal estado..., son algunos de los ejemplos que se pueden ver sin entrar en el recinto.

"Lo último que se hizo aquí fue en 2011, que cambiaron las redes de las porterías. Pero si no se continúa con el mantenimiento, ocurre lo que ocurre", declara Cazorla. Las denuncias de este presidente vecinal no acaban aquí, ya que varios padres de la zona le han trasladado sus quejas por el estado del parque infantil. "Hay ratas, garrapatas, suciedad, matojos por todos lados..., es que no caben más bichos aquí. Por eso, desde aquí pido, por favor, al Ayuntamiento que tenga en cuenta el estado de estas instalaciones, porque es una auténtica pena que estén tan abandonadas", reconoce Cazorla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios