Jerez

La comunidad terapéutica de Salud Mental sigue esperando su traslado

  • Hace ya 14 años que el SAS proyectó la búsqueda de un inmueble más moderno y amplio que las instalaciones de la calle San Miguel

Inmueble que acoge la comunidad terapéutica de Salud Mental, en la calle San Miguel. Inmueble que acoge la comunidad terapéutica de Salud Mental, en la calle San Miguel.

Inmueble que acoge la comunidad terapéutica de Salud Mental, en la calle San Miguel. / pascual

Desde casi 25 años el número 10 de la calle San Miguel acoge la comunidad terapéutica de Salud Mental, uno de los recursos que se abrió tras una reforma psiquiátrica que echó el cierre a los antiguos manicomios, pero dejando durante varios años un vacío en los dispositivos de atención a estos pacientes.

La Asociación de familiares y personas con enfermedad mental (Afemen) viene advirtiendo desde hace tiempo de la necesidad de que esta comunidad terapéutica se traslade a otras instalaciones, porque las actuales no reúnen ya las condiciones más adecuadas para el tratamiento de estos enfermos. Hay que tener en cuenta que en el edificio de la calle San Miguel residen 15 pacientes internos, pero además las dependencias tienen un uso mayor, ya que en las mismas se desarrollan programas de día, así como talleres y actividades y en total, el número de usuarios de las instalaciones ascienden a entre 80 y 90. El director de Afemen, Blas García, afirma que en el edificio se han hecho algunos arreglos, que han venido a ser sólo un lavado de cara, "pero no se trata ya únicamente del estado del edificio, que es muy antiguo, sino que además no es operativo a nivel funcional. De hecho si se compara con las nuevas instalaciones que se están haciendo se ve claramente las diferencias y que no se cumplen los estándares de calidad que la propia Junta fija para sus edificios. Se ha quedado obsoleto".

De la conveniencia de unas nuevas instalaciones hablaba ya el Servicio Andaluz de Salud (SAS) hace 14 años. Figuraba entonces entre los proyectos de la delegación territorial de Salud la búsqueda de un nuevo inmueble cercano al actual pero más moderno y amplio, con capacidad para 20 plazas de residencia frente a las quince actuales. Más recientemente, en el seno de la comisión de participación ciudadana de Salud Mental, se abordaba la situación del edificio de la calle San Miguel y desde la Administración sanitaria se planteaban dos alternativas: una el alquiler de un edificio, que se tendría que adecuar para el traslado de la comunidad terapéutica de Salud Mental y la segunda, la construcción de un nuevo edificio en terrenos cedidos por el Ayuntamiento. No obstante, cualquier solución parece aún lejana, y muy poco se ha avanzado en un sentido u otro. Los Presupuestos de la Junta en el ámbito sanitario no contemplan ninguna actuación en este terreno, más cuando la Consejería de Salud sigue manteniendo en Jerez proyectos pendientes que también deberán esperar a épocas de mayor bonanza. Ahí está por ejemplo, el edificio de Díez-Mérito, destinado desde hace años a acoger el centro de salud de Madre de Dios y donde no se ha llevado a cabo aún ninguna intervención.

"La única ventaja en el caso de Jerez es que no se parte de cero, la comunidad terapéutica ya está y tiene su plantilla, no se trataría de sumar los gastos de contratación de personal", mantiene el director de Afemen, recordando que la situación es diferente al Campo de Gibraltar, donde la asociación viene reclamando también la necesidad de una comunidad terapéutica que nunca ha existido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios