solidaridad | concierto a beneficio del hogar san juan

Y José Mercé volvió a cantar en Jerez

  •  “Cada vez que Jerez me necesite para lo que sea aquí estaré”, dijo el artista

  • Desde Alicante, “y tras una ‘pechá’ de carretera”, retornó a su tierra

José Mercé, saludando al público tras su actuación.

José Mercé, saludando al público tras su actuación. / Vanesa Lobo

Hay que reconocer, pues es digno de encomio, el palizón que se metió entre pecho y espalda José Mercé para colaborar de forma altruista con una institución benéfica de la ciudad. Fue el pasado sábado por la noche cuando llegó a Jerez “tras comernos una ‘pechá’ de kilómetros desde Alicante”, donde participó en el V Festival Flamenco Mediterráneo. “Yo, por mi tierra, lo que haga falta”, dijo el cantaor minutos antes de que saliera al escenario “para entregarme en brazos de la gente y darles lo que me pidan”.

José Mercé lo dejó claro hace tiempo: volvería a cantar en Jerez cuando quisiera y cobraría por ello o lo haría gratis si así lo deseaba. Y lo hizo, de forma benéfica, ayer por la tarde-noche a beneficio del Hogar San Juan de Jerez en las bodegas Williams & Humbert. Todo ello ha llegado tras una desagradable polémica con el concejal de Fiestas del Ayuntamiento, Rubén Pérez. “Todo aquello está olvidado. En la medida de lo posible hay que olvidar lo que pasó y centrarse en vivir el presente. Por mi parte, ya digo, olvidado completamente”.

El artista flamenco, a modo de moderno Julio César del flamenco, llegó, vio y venció. No en vano fue el cabeza de cartel y su comparecencia era más que deseada anhelada. Fue el encargado de cerrar un concierto que, valga recordarlo, agotó sus entradas en apenas unas horas. Más que se hubieran puesto a la venta más que se hubieran vendido. No cabe duda.

Junto a José Mercé, que estuvo inmejorablemente acompañado a la guitarra por Antonio Higuero, estuvieron sobre el escenario de las mencionadas bodegas jerezanas otros cantaores con profunda raigambre en la ciudad, como fueron los casos de Ezequiel Benítez, que estuvo acompañado por la guitarra de Paco León y las palmas de Tate y Cepa Núñez, y ‘Manué de la Momi’, con la guitarra de Alejandro González, la percusión de Manuel Soto ‘El Tripa’ y el piano de Rubén Sánchez.

El espectáculo comenzó con gran animación a las 19,30 horas y contó también con un apartado dedicado al baile, con las bailaoras Tatiana Ruiz, Lorena Caballero, Patricia Ibáñez y Chiqui de Jerez, con María Martínez y Manuel Pantoja al cante y Agustín de la Fuente al toque.

Cuando Mercé sale al escenario hace un recorrido vital por los cantes que le han ensalzado, esos palos que reafirman que, además de un renovador del flamenco, es un sabio conocedor de los entresijos y ‘jonduras del cante flamenco.

Ofreció malagueñas, soleares, siguiriyas y bulerías, “el cante de nuestra tierra”, sabedor de que “tenemos adjudicados 25 minutos cada uno y da tiempo para hacer muchas cosas”.

“Lo anterior ya está olvidado, hay que vivir el presente. Cada vez que me necesite Jerez aquí estaré. Lo podéis tener claro”.

Así, desde el levante hasta el sur del sur, Mercé, coche y mucha carretera mediante, se hizo presente en Williams & Humbert para que su arte se traduzca en unos ‘dineros’ . que serán muy bien aprovechados por el Hogar San Juan para algo tan noble como ayudar a los que nada tienen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios