DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Jerez

Los 15.000 contratos de mayo se diluyen en apenas 47 afiliados más

Fue bonito mientras duró. El cóctel del Mundial de Motos y la Feria es tan explosivo como efímero. Mayo de 2017 quedará en el recuerdo como el mes récord de las contrataciones, hasta superar las 15.000, lo que contribuyó a recortar 1.400 desempleados de esta larga lista de espera que ni siquiera la sanidad pública es capaz de superar.

Pero todo se disipó nada más acabar el mes que pone fin a la temporada de grandes eventos, con el que también se esfumaron los contratos y los alardes de los gobernantes que se apresuraron a apuntarse el tanto.

La estacionalidad del empleo que generan los grandes eventos pasa factura en mayo

De vuelta a la realidad, las estadísticas de afiliación a la Seguridad Social desinflan los buenos datos del paro y la contratación de mayo, que desaparecen del mapa para traducirse en un aumento de apenas 47 trabajadores con alta al cierre del mes.

Y sobre un volumen total de 57.569 afiliados, tantos como había inscritos el 31 de mayo en el municipio, esto no llega siquiera a representar un aumento de una décima (0,08%) pese a dispararse los contratos en el mismo mes por encima del 50%.

La cosa empeora si se tiene en cuenta que los nuevos afiliados que reflejan las estadísticas ministeriales del ramo en el municipio jerezano correspondientes al último mes cabe atribuirlos a la actividad agrícola, que no destaca precisamente por la estabilidad del empleo. Todos los nuevos afiliados, salvo uno, se adscriben al régimen agrario. Y ese uno corresponde al colectivo de trabajadores por cuenta propia o autónomos, convertido en principal motor -diésel- de la economía local desde que el régimen general, que se deja 44 cotizantes en mayo, gripó a cuenta de la crisis.

El régimen general y sus 111 afiliados de más de mayo también compensan la caída de los empleados del hogar, otro colectivo que no levanta cabeza desde que marcó su máximo a principios de 2013 con 1.120 afiliados y que va ya por los 900 tras la pérdida de casi una veintena en el último mes.

Quiere esto decir que el empeño del gobierno local por acabar con la estacionalidad del empleo en Jerez, aparte de encomiable, es tarea harto difícil, y ahí están para demostrarlo los resultados, en los que se sigue echando en falta la llegada de inversiones públicas y privadas generadoras de la riqueza y el empleo que, hasta ahora, se quedan en meras declaraciones de intenciones o promesas incumplidas.

Al cierre de mayo, siempre según las estadísticas publicadas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el régimen general o macro régimen en el que se agrupan los trabajadores por cuenta ajena de los principales sectores económicos -turismo, comercio y hostelería, entre ellos-.

Jerez vive de las rentas de meses anteriores y acumula un aumento en el último año de algo más de dos mil afiliados. Y estos, a diferencia de lo ocurrido en mayo, sí forman parte de esa gran bolsa de cotizantes del régimen general.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios