Jerez

La corriente crítica del PSOE rechaza la idea de suprimir los sueldos de la oposición

  • Izquierda Socialista afirma que "asfixiar económicamente a los adversarios políticos es una fórmula bastarda de actuación"

Izquierda Socialista, la corriente crítica del PSOE jerezano surgida tras la celebración del último congreso local del partido, ha rechazado de plano la posibilidad que baraja la alcaldesa y secretaria general de la formación, Pilar Sánchez, encaminada a suprimir las asignaciones económicas a los concejales 'liberados' de los grupos de la oposición. La medida, que podría formar parte del nuevo plan de saneamiento del Ayuntamiento, consiste básicamente en eliminar los salarios de los tres concejales de la oposición con dedicación exclusiva, lo que para Izquierda Socialista supone "una irresponsabilidad que pone en peligro la estabilidad de instituciones supramunicipales desde Jerez", además de "una fórmula bastarda de actuación".

Según recoge el blog de la citada corriente de opinión interna del PSOE de Jerez -izquierdasocialistajerez.wordpress.com/-, "asfixiar en lo económico a los grupos que no comulgan con las propuestas propias es una fórmula bastarda de actuación" y la medida, que la comparan con otras propias del "franquismo", supone "poner en peligro la estabilidad de instituciones supramunicipales desde Jerez". Esto último, según se recoge en el blog, "es actuar sin la necesaria responsabilidad". "El PSOE no es un partido local, sino de carácter federal, y desde Izquierda Socialista de Jerez no podemos admitir que nuestra ideología y política de libertad, integración y emancipación de las clases trabajadoras quede en entredicho por actuaciones políticas que repugnan a la democracia", apostillan. Una opinión, por cierto, que comparten numerosas voces del PSOE que incluso pertenecen a la ejecutiva local y que en privado se han posicionado frontalmente en contra de una medida "sin precedentes" y "antidemocrática", como ya la ha calificado la propia oposición.

Esta propuesta, a juicio de los 'críticos', requiere "la pronta explicación a los militantes del PSOE jerezano de semejante determinación, que se nos antoja radicalmente contraria a la práctica y la ideología del partido en el que nos encuadramos y del que los militantes somos esencia fundamental". "Después de recibir esas explicaciones, entendemos que el propio PSOE local, a nivel de ejecutiva, deberá refrendar semejantes políticas y admitirlas como política del partido o rechazarlas, y que en asamblea, celebrada con auténtica libertad de expresión para todos, los militantes, en votación libre, autónoma y secreta, tal y como exigen nuestros Estatutos Federales convengan en esas misma políticas", agregan.

Sea como fuere, Izquierda Socialista de Jerez "no puede asumir las críticas que ésta y otras medidas han provocado en la opinión pública y que lesionan no ya al gobierno municipal, que parace ser quien las patrocina, sino a la totalidad del partido y no sólo a nivel local". A lo que añaden en el blog: "Poner en peligro la estabilidad de instituciones supramunicipales desde Jerez es, secillamente y a falta de contundentes explicaciones, actuar sin la necesaria responsabilidad de quien la ostenta gracias a un partido con implantación local, provincial, regional y nacional".

Fuentes del gobierno local, que ayer celebró su tradicional reunión de grupo tras un paréntesis de unos quince días, aseguraron ayer a este medio que en dicho encuentro no salió el espinoso asunto de la posibilidad de eliminar los sueldos de los 'liberados', aunque sí quedó más o menos claro que el nuevo plan de saneamiento será aprobado casi con toda probabilidad en el próximo pleno municipal ordinario de julio, el último hasta después de las vacaciones. Ha habido críticas, en este sentido, al hecho de que hasta ahora poco o nada haya trascendido de dicho plan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios