Jerez

El nuevo horno crematorio despierta el interés de compañías del sector

  • Está previsto que entre en funcionamiento dentro de 6 meses

Imagen del nuevo horno crematorio.

Imagen del nuevo horno crematorio.

La inminente instalación del segundo horno crematorio próximo al nuevo tanatorio ha despertado el interés de los grandes grupos funerarios para gestionar este equipamiento y poder atender el incremento continuo de la demanda experimentada en Jerez en los últimos tiempos según asegura Pedro Márquez, responsable de la instalación.

Márquez explica que “la creciente tendencia a la incineración que, en el caso de Jerez con una población que la sitúa como la quinta de Andalucía, alcanza actualmente una tasa de cremación superior al 60% de los fallecidos, que ha obligado a ampliar las posibilidades de incineración en nuestra ciudad y reforzar la capacidad, más aún con la apertura del segundo tanatorio frente al cementerio de Jerez”.

Así, la reciente aprobación en pleno municipal del proyecto de actuación que da luz verde a un segundo horno crematorio “ha generado un verdadero interés por parte de los principales grupos funerarios a nivel nacional, que compiten por gestionar la explotación de esta instalación en nuestra ciudad”.

La localización del horno “responde a dos criterios básicos, la proximidad al nuevo tanatorio, a menos de tres minutos en coche, y cumplir las estrictas restricciones de distancias mínimas establecidas por el PGOU, a núcleos urbanos, hábitats rurales, y colindantes”, añade Márquez.

“Además, un servicio esencial como es la incineración, es clave para este tanatorio recientemente aperturado frente al cementerio, dada la proximidad entre ambas instalaciones, y así poder competir en igualdad de condiciones con el antiguo tanatorio, y garantiza una elevada demanda de servicios para atender las necesidades de las familias que velan sus seres queridos en sus salas”, asegura el representante de la firma jerezana promotora del horno, que ha declinado informar sobre las compañías que han mostrado interés en participar en este proyecto si bien confirma que “han sido varias las que han trasladado su disposición a ofertar”, aunque reconocen que el socio lógico es Mémora, quien ya explota el nuevo tanatorio y con la que esperan llegar a un próximo acuerdo.

La instalación de este nuevo horno, cuyo plazo previsto para empezar a funcionar es de seis meses, supondrá una inversión de más de 1,2 millones de euros, y cuya ejecución será realizada por empresas locales.

Además, el nuevo horno “generará cinco puestos de trabajo directo y también ayudará a reactivar la actividad económica de la zona de Estella del Marqués”, confirma Márquez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios