Entre copas (la página del vino)

Una cuestión de dinero (foráneo)

  • Las bodegas y los viticultores no consiguen encajar sus propuestas para una reforma estructural del Marco, con el tic-tac de la próxima vendimia ya activado

El Marco de Jerez sigue sin deshacer el nudo gordiano en el que se encuentra actualmente [en realidad, desde hacer varios años] debido sobre todo -simplificando- al desajuste entre las ventas y la producción de materia prima, en un contexto de excedentes que se remonta ya a varias campañas atrás, ya que el anterior plan estratégico no consiguió sus objetivos. Las organizaciones sectoriales mantienen contactos periódicos pero nadie da con la clave para encontrar una solución a los problemas del sector.

Como casi todo en la vida, es cuestión de dinero, de falta de dinero, claro. Bodegas, viticultores (Asevi-Asaja y Coag) y las cooperativas de Aecovi han llegado a la conclusión de que para salir de la situación actual hace falta dinero, y dinero que venga de fuera, de Sevilla, de Madrid, de Bruselas o, si me permiten, de Tombuctú. Sin dinero no se puede llevar a cabo una reestructuración real del sector que le permita situarse en márgenes de competitividad y valor añadido tanto para bodegas como para viñistas. Arranque de viñas, destilación de crisis, elaboración de mostos concentrados... son propuestas en las que hoy por hoy están de acuerdo todos los operadores, pero el dinero para su puesta en marcha no puede salir desde el propio Marco de Jerez porque no lo hay (por cierto, ayer se supo que la destilación de crisis ha sido rechazada, con lo que, en realidad, ya estamos hablando de dos de tres, eso sin perder de vista que lo que pretendía destilar Jerez era ni más ni menos que el equivalente de una campaña).

Del arranque primado, tras la decepción de esta campaña, habrá que esperar a ver si hay más generosidad la próxima y sobre los mostos concentrados, por el momento la 'solidaridad' que se invoca no basta.

Así están las cosas, con un problema de fondo (el que se está comentando) y otro a muy muy corto plazo, dentro de cuatro meses, como es qué va a ocurrir la vendimia que viene teniendo en cuenta que todavía no se ha colocado buena parte de la producción de esta campaña, las instalaciones de las cooperativas están llenas y las previsiones de las bodegas están muy lejos de apuntar a un aumento de la demanda de materia prima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios