Vuelta al cole

El inicio de un nuevo curso

  • Los cheques-libros suponen para las librerías y papelerías grandes ventas durante los meses del verano

La 'Librería y papelería Recio' que regenta Juan Recio desde hace 37 años La 'Librería y papelería Recio' que regenta Juan Recio desde hace 37 años

La 'Librería y papelería Recio' que regenta Juan Recio desde hace 37 años / Manuel Aranda (Jerez)

Seguro que muchos aún recuerdan ese olor tan característico de la goma de borrar a nata, de los libros de textos nuevos, la ilusión de estrenar el cuaderno y las ganas de reencontrarse con los compañeros. Y es que septiembre es un mes que viene acompañado de nuevos comienzos, pero también de grandes gastos con los preparativos para la vuelta al colegio. En pocos días los niños llenarán las aulas de los diferentes centros educativos, y ya son mucho los padres que tienen todo preparado para el comienzo del nuevo curso.

Durante los meses de verano las librerías y papelerías cobran un gran protagonismo, y es que son las encargadas en preparar el material para los niños. Este es el caso de la ‘Librería y Papelería Recio’ e ‘Inforpapel’.

Desde hace 37 años Juan Recio regenta la ‘Librería y Papelería Recio’ situada en el centro comercial Merca80. Lleva tantos años con el negocio que incluso acuden clientes de fuera. Y cada año, llegando el final del verano, se repite la misma imagen: grandes colas en la papelería para adquirir todos los preparativos para la escuela. Según dice el propietario del negocio, en estas fechas, las ventas se pueden llegar a triplicar.

Los alumnos de Primaria y Secundaria reciben los libros de manera gratuita a través del cheque-libro, algo que para este gremio supone que los beneficios sean menores pero las ventas se produzcan en grandes cantidades. Y es que ya ha preparado “más de 600 lotes de libros para recoger a principio de mes”,  explica Juan Recio. El 80 por ciento de los cheque-libros normalmente para el 30 de noviembre están pagados, por la Junta de Andalucía. En los libros de textos el margen de beneficio suele ser del 25 por ciento, pero éste con el cheque-libro se pierde. En cambio, en los de lecturas como puede ser ‘Lazarillo de Tormes’, la ganancia es del 30 por ciento.

Asimismo, no solo tiene libros de texto y material escolar, sino que también vende libros de lecturas, mochilas, álbumes, diccionarios, cuadernos de vacaciones e incluso durante el curso sigue teniendo libros de textos.

Éstos se encargan en junio cuándo finaliza el curso y una vez les llegan los empaquetan en bolsas y de momento avisan a las familias para que los recojan, ya que sino se le acumula el trabajo. En esta ocasión mucho más, ya que el cheque-libro se ha implantado en los cursos de primero a sexto de Primaria, algo que no es habitual que sean tantos cursos a la vez los que cambien de libros.

Aquellos alumnos que formen parte de Bachillerato, Segundo Ciclo de Infantil o de un colegio privado no está incluido el cheque-libro. Éstos se pueden gastar una media de 30 euros en cada libro. Mientras que en material escolar es una media de 50 euros.

Juan Recio también vende a oficinas materiales, entre ellos folio. La cantidad de folios que vende es inmensa, ya que según él mismo dice con las nuevas tecnologías “el papel es lo que más se vende, porque luego todo el mundo lo quiere imprimir. Se venden cantidades y cantidades de cajas de folios”, sentenciaba el propietario de la papelería. Al mes vende cuatro o cinco palés de folios, formado cada uno de ellos por 60 cajas con cinco paquetes cada una.

El dueño, Mario, de la librería y papelería 'Inforpapel' lleva dedicándose al gremio dieciséis años y es algo que le viene por tradición familiar, ya que en la familia antes había otra papelería. En su negocio se centran en la papelería y en la librería, pero también optan por renovarse y adaptarse a las demandas del cliente como puede ser la copistería, artículos de regalo e informática.

Aún recuerda que los inicios del negocio fueron duros, ya que abrió “en marzo de 2008, en pleno inicio de la crisis económica que tan fuerte azotó a España. Eso sumado a los inicios de un negocio en una zona a las afueras de Jerez”, explicaba el propietario de 'Inforpapel'. Sin embargo, le mereció la pena.

Y sí en algo coincide con Juan Recio es en que cuándo se vende más “es en los meses de verano y septiembre. Digamos que todo el mundo está obligado a llevar libros y material al colegio por primera vez. Luego las reposiciones de material se van haciendo más paulatinamente durante el año”, sentenciaba el propietario de 'Inforpapel'.

Asimismo, según explicaba Mario para seguir con buenas ventas frente a los grandes comercios hay que ofrecer el valor añadido, es decir la atención, personalizada y profesionalidad. Y además él dispone de materiales muy concretos. A esto hay que añadir que cuentan con ofertas durante tres meses para que cada familia pueda llevarse el material cómodamente.

Las épocas de mayor venta de este negocio son en Navidad, en el periodo de comuniones y sobre todo a comienzos del nuevo curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios