Jerez

La defensa asegura que acude "muy bien preparada"

  • Doña Cristina se reunió ayer cinco horas con sus abogados, que aseguran que se mantendrá serena

El abogado de la infanta Cristina Jesús María Silva aseguró ayer por la tarde, inmediatamente antes de volar desde Barcelona hacia Palma de Mallorca, que la hija del Rey acudirá "muy bien preparada, serena y tranquila" al interrogatorio. "Estoy convencido de que todo va a salir muy bien", auguraba a las puertas de su despacho de la calle Aribau de Barcelona, después de la última reunión para preparar el interrogatorio.

Según pudo comprobar Efe, doña Cristina llegó al bufete de abogados Roca-Junyent de Barcelona en coche hacia las diez de la mañana y lo abandonó con el mismo vehículo hacia las tres de la tarde, en medio de una gran expectación mediática.

A su llegada al despacho, uno de los abogados de la infanta, Miquel Roca, comentó a los periodistas que José Castro "es un gran juez, muy correcto" y que confía plenamente en su actuación de cara a la declaración de su representada. Silva discrepó por su parte de la petición del fiscal de que doña Cristina pague cerca de 600.000 euros en concepto de responsabilidad civil a título lucrativo, e insistió en que cuando "las aguas se tranquilicen" la mayoría de españoles verán que la infanta es inocente. Preguntado sobre si la infanta bajará la rampa de acceso al juzgado de Palma andando o en coche, Silva afirmó que no lo sabía y que le recomendaría "la solución más segura para ella y para todos".

Unos 40 abogados estarán presentes en la sala donde prestará declaración, entre los que representan a las acusaciones particulares y populares y los que defienden a los demás imputados.

El primero en formular preguntas a la infanta será el juez instructor. A continuación preguntará el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach, seguido de las acusaciones particulares: la abogada del Estado que representa a la Agencia Tributaria y el que representa a la comunidad autónoma de Baleares.

Posteriormente, podrán formular preguntas las acusaciones populares, que son el sindicato Manos Limpias, el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia y el Frente Cívico Somos Mayoría. La declaración continuará con el turno de los abogados defensores de la treintena de imputados. Se ha habilitado una pequeña sala para que la Infanta pueda descansar si se alarga el asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios