Carreras ilegales en Jerez

Seis detenidos tras los graves incidentes en la avenida Blas Infante

Una de las motos incautadas por la Policía Nacional

Una de las motos incautadas por la Policía Nacional

Otra de las motos incautadas por la Policía Nacional Otra de las motos incautadas por la Policía Nacional

Otra de las motos incautadas por la Policía Nacional

La Policía Nacional y el Cuerpo de la Policía Local de Jerez de la Frontera continúan llevando a cabo un dispositivo especial de seguridad conjunto dirigido a impedir la concentración de motoristas temerarios en la avenida Blas Infante y sus inmediaciones en el distrito sur de la ciudad, debido a los evidentes riesgos de seguridad que generan para las personas y el patrimonio.

Hasta este momento el operativo se ha saldado con seis detenidos por delitos contra la seguridad vial y alteración del orden público, seis motocicletas intervenidas, 23 propuestas de sanción por infracciones a la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana por acciones como desobediencias contra agentes de la autoridad no constitutivas de delito, tenencia y consumo de drogas en vía pública, consumo de alcohol y abandono de botellas en la vía pública y tenencia de armas, en su mayoría armas blancas o contundentes.

Además se han levantado 37 propuestas de sanción por infracciones al Reglamento de Circulación, se ha procedido a la identificación de 134 personas, al tiempo que se ha inspeccionado la documentación y estado de un total de 64 vehículos.

Cabe reseñar que durante la madrugada del pasado viernes 24 de marzo, los agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de Jerez intervinieron una decena de bengalas y 15 botes de humo tras las cargas policiales realizas en la zona frente a las acciones violentas de algunos de los concentrados, elementos prohibidos por su peligrosidad que grupos de violentos lanzaron contra los efectivos policiales.

Este tipo de acciones fueron protagonizadas por un reducido número de personas que cometen delitos e infracciones contra la seguridad vial a bordo de motocicletas, con absoluto desprecio tanto para su propia vida como para la del resto de usuarios de la vía, peatones así como de las personas que se ubican en los laterales de la vía a modo de espectadores.

Delincuentes de otras localidades de Cádiz y Sevilla

Está comprobado que gran parte de los autores de estos hechos son varones relacionados con el mundo delincuencial, muchos de ellos con antecedentes por la comisión de delitos previos, que no son vecinos de Jerez ni de sus ELAS y barriadas rurales, sino que se desplazan ex profeso desde otros municipios para llevar a cabo estas acciones en la ciudad. Además, se ha comprobado que, en ocasiones, las motocicletas que conducen son robadas en otras zonas de la provincia con la sola intención de poder utilizarlas para estas acciones temerarias. Cabe remarcar que parte de las motocicletas intervenidas aparecen con los números de bastidores y resto de elementos de identificación borrados, por lo que se sigue investigando su procedencia.

Entre los identificados y sancionados figuran residentes de otros municipios de la provincia de Cádiz como Sanlúcar, Chipiona, Chiclana, Paterna de la Sierra, Rota, Medina Sidonia e incluso de otros más distantes como Barbate, Algeciras, o La Línea de la Concepción. También participan en estas acciones individuos afincados en localidades más lejanas de la provincia de Sevilla, como Dos Hermanas, Los Palacios o Sevilla Capital.

Y es que el riesgo de accidente es muy elevado dado el absoluto desprecio que los responsables manifiestan, tanto por su por seguridad como por la de los grupos de personas que se sitúan en el acerado para observar el "espectáculo"; la pérdida de control de una de las motocicletas y que esta embista contra las personas agolpadas en los laterales es un riesgo real que se trata de prevenir con estos dispositivos, así como el derecho de todos los ciudadanos de usar esta vía sin temor a verse implicado en un incidente con estos individuos.

Un problema cíclico y más madrugador este año

Estos hechos se vienen repitiendo de forma cíclica desde hace años en los días previos al Gran Premio de Motociclismo de Jerez durante el primer fin de semana de mayo. Sin embargo, ya durante el año pasado se detectaron que este tipo de acciones se adelantaron a principios del mes de abril, y este año se han detectado de forma más prematura incluso, obligando al igual que en 2022, a las fuerzas de seguridad nacionales y locales a reaccionar con un despliegue policial específico.

El dispositivo consta de la participación de agentes de las unidades radio patrulla así como de agentes de paisano de ambas policías. Como refuerzo especial se cuenta con la intervención de la Unidad de Prevención y Reacción de la Policía Nacional tanto de la Comisaría de Jerez como de municipios cercanos, así como con las Unidades de Intervención Policial (UIP) de Sevilla y Granada. Del mismo modo, el dispositivo desplegado el pasado viernes contó con el apoyo de medios aéreos, en concreto drones y un helicóptero de la Policía Nacional. 

Las líneas de investigación continúan abiertas y no se descartan nuevas detenciones en las próximas horas de individuos involucrados en los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios