Controles

Siete detenidos en el puente del Pilar por conducir ebrio o sin carnet

  • La Policía Local inmoviliza tres vehículos y denuncia a otros once conductores por superar la tasa de alcohol

  • Uno de los detenidos provocó un accidente en el que se vieron involucrados tres vehículos y otro empotró su vehículo en una rotonda 

Un agente de la Policía Local de servicio en la zona centro.

Un agente de la Policía Local de servicio en la zona centro.

La Policía Local intensificó los controles de alcoholemia durante el pasado puente del Pilar, durante el que los agentes del 092 realizaron un total de 73 pruebas aleatorias a conductores. El Ayuntamiento informa en un comunicado de la detención en la última semana de siete personas por distintos delitos contra la seguridad vial, la mayoría sorprendidos mientras conducían en estado ebrio en dichos controles y uno de ellos, sorprendido mientras circulaba sin el preceptivo permiso de conducir.

Fruto de los controles aleatorios, la Policía Local instruyó once denuncias administrativas por superar la tasa de alcohol permitida y dos denuncias más por cauducidad de la ITV, al tiempo que movilizaron tres vehículos.

Por otro lado, agentes de la Policía Local realizaron otras cinco intervenciones relacionadas con conductores presentaban evidentes síntomas de embriaguez, sospechas que fueron confirmadas posteriormente con el positivo de todos ellos en las pruebas practicadas.

Uno de estos conductores provocó un accidente en el que se vieron involucrados tres vehículos; otro empotró su vehículo contra una rotonda y los tres últimos fueron interceptados al circular de manera errática y anómala. En todos los casos se instruyeron las oportunas diligencias ante la Inspección de Guardia.

Además, del 8 al 11 de octubre, se levantaron actas de inspección a diez establecimientos públicos de la ciudad por diversos incumplimientos.

Rotura de retrovisores

El pasado domingo se personaron los componentes de una unidad de Policía Local en una avenida de la zona oeste de la ciudad, donde fueron requeridos por varios ciudadanos quienes les informaron que un joven, acompañado de otros dos, había golpeado y fracturado el espejo retrovisor de dos turismos estacionados en el lugar.

Los agentes lograron localizar e identificara un menor de edad que, de forma libre y espontánea, reconoció la autoría de los hechos. Fue informado de los trámites a seguir y se marchó a su domicilio. Los citados agentes contactaron con los titulares de ambos vehículos, que comparecieron en las dependencias de Comisaría de Policía Nacional, donde se confeccionó el correspondiente atestado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios