Ciudad

Lleno absoluto en el cementerio para recordar a los fieles difuntos

  • Las lluvias de los últimos días en la ciudad provocaron que en la jornada de ayer los accesos al camposanto jerezano se colapsaran en determinadas horas de la mañana

Una imagen del Cementerio de la Merced Una imagen del Cementerio de la Merced

Una imagen del Cementerio de la Merced / Miguel Ángel González

Miles de jerezanos pasaron en la jornada de ayer por el Cementerio Nuestra Señora de la Merced, que coincidiendo con la festividad de Todos los Santos y el Día de los Difuntos, que se celebra hoy, vivió un auténtico colapso de personas y vehículos, principalmente en los accesos.

La razón, tal y como explicaban ayer algunos operarios municipales de estas instalaciones, se debe el mal tiempo que ha acompañado estos días a la ciudad, algo que ha provocado que lo que habitualmente se reparte en varios días durante la semana previa, se congregara por completo en la jornada de ayer, provocando, en algunas horas concretas de la mañana, un verdadero colapso.

Multitud de vehículos coincidieron durante toda la mañana en la zona, llenándose por completo el aparcamiento (incluso la zona no asfaltada) y teniendo que actuar, para reconducir la situación debido a los atascos que se estaban creando, la propia Policía Local, que en estos días de dispositivo tenía fijada una patrulla en los alrededores del recinto.

De cualquier forma, la afluencia no sólo se mantuvo durante la mañana, sino que por la tarde, hasta las ocho que cerraban las instalaciones, el reguero de personas fue también constante.

Para muchos, esta visita el día 1 y 2 de noviembre o los días previos a los mismos, forma parte de una tradición que se mantiene año tras año entre los jerezanos. El camposanto era ayer un ir y venir de personas de todas las edades que en este día tan señalado intentan honrar a los familiares que ya no están.

Escaleras de todas las dimensiones, cubos, cepillos y paños en la mano se entrecruzaban entre cada uno de los cuarteles del cementerio jerezano, que un año más contó con la participación de la asociación de parados de Jerez para echar una mano a las personas que por diversas circunstancias, físicas o de la edad, no pueden realizar determinados trabajos como subirse a una escalera o acarrear con ellas.

No faltó otro elemento indispensable, las flores, cuyos vendedores multiplican por cuatro sus ganancias en este día, aunque también es cierto, como afirmaba ayer uno de los propietarios de uno de los tres puestos instalados en el interior del cementerio de la Merced, que “precio de costo también nos lo suben a nosotros estos días”.

De todos modos, no esconden que “antes se ganaba más dinero, ahora le gente viene, pero ya no gasta tanto como hace unos años”.

Si durante una época, principalmente con la llegada de la crisis, muchas personas optaban por las flores de plásticos para este día, lo cierto es que en los últimos años es de nuevo el ramo de flor natural el que ha vuelto a recuperar terreno. Aún así son muchos los que aún siguen recurriendo al plástico “sobre todo los que van con prisas”, aseguraba la dependienta de otro de los puestos.

Claveles y margaritas de todos los colores y también rosas son las especies más utilizadas en esta fecha, cuyos ramos alcanzan precios que van desde los 10 o 15 euros hasta los treinta, “aunque también se pueden hacer mucho más caros”.

Para hoy, coincidiendo con la celebración del Día de los Difuntos, se espera también una presencia importante de personas en el camposanto jerezano, si bien, como apuntaban ayer sus operarios, la afluencia es mucho menor que en la jornada del 1 de noviembre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios